OPINIÓN
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Humor serio

Chocante: el cómico Wyoming informa y el periodista Buruaga entretiene

Manuela Carmena, entrevistada por El Gran Wyoming en 'El intermedio'
Manuela Carmena, entrevistada por El Gran Wyoming en 'El intermedio'

Solo habrá sorprendido a quienes no lo siguen: El intermedio se ha convertido en uno de los programas más vistos de la televisión en España. La audiencia buscó las claves de la resaca electoral en el espacio de La Sexta que presenta El Gran Wyoming con un muy eficaz equipo de guionistas detrás. Por allí desfilaron los protagonistas como en un informativo más.

Más del 17% de los espectadores, cifra descomunal desde que se multiplicaron los canales, escuchaban a Manuela Carmena decir que estaba a favor de la “reinserción” de Esperanza Aguirre, o a Cristina Cifuentes desmarcarse de su compañera-rival porque ella no está por “frentes antinada”. Y eso mientras solo un 6,5% se apuntaba al estreno de Así de claro, de Buruaga, un trasplante de la línea de la Cope a TVE camuflada (para poder encargarse fuera) como programa de entretenimiento. Chocante: el cómico informa y el periodista entretiene.

¿Cómo? ¿Que el debate político nacional se ha trasladado a un programa de humor? Maticemos. Wyoming no pretende pasar por periodista; para eso le acompaña Sandra Sabatés. Pero al análisis de la actualidad le sientan bien esas dosis de escepticismo y sarcasmo que lleva dentro. José Miguel Monzón, como se llama, es controvertido porque nunca ha disimulado sus tendencias políticas. Cuando le hacen entrevistas serias parece demasiado directo, brusco. Pero en el plató domina una inteligente ironía. Y sabe reírse de sí mismo: lleva años bromeando sobre su nostalgia de Zapatero; a Bárcenas le puso un altar para agradecerle su impulso. El intermedio aporta, además, un ingrediente propio del buen periodismo: el contexto. Rebusca en los archivos, explica antecedentes, ahonda en contradicciones.

En Estados Unidos hace tiempo que los humoristas presentan programas con contenido político en la hora de la noche en la que se agradece observar la realidad desde otro ángulo igual de creíble. Es que ser cómico es algo muy serio.

Sobre la firma

Ricardo de Querol

Es subdirector de EL PAÍS. Licenciado en Ciencias de la Información, ejerce el periodismo desde 1988. Inició su carrera en Ya y trabajó una década para Diario 16. Ha sido director de Cinco Días y de Tribuna de Salamanca. En EL PAÍS ha sido redactor jefe de Sociedad, de Babelia y de la mesa digital, además de columnista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS