Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arjona, un siglo de instantes taurinos

Editado un homenaje a la fiesta y al toro bravo de la conocida saga de fotógrafos sevillanos

‘Arjona, un siglo de instantes taurinos’ es el título de un libro de fotografía taurina que compendia la historia de una sevillana familia de artistas de la imagen en papel y su visión de la fiesta de los toros desde los inicios del siglo XX.

Arjona es la firma de la casa, que iniciara el bisabuelo, testigo de la rivalidad entre Belmonte y Joselito y autor de algunas de las fotografías más sobresalientes de la época.

Su hijo, Pepe Arjona, auténtico padre y gestor de la dinastía, quiso ser torero y acudía a las plazas vestido de luces con la cámara en ristre. Pudo más el objetivo que la muleta y fue el principal creador de uno de los archivos gráficos taurinos más importantes del mundo.

Ahora, su hijo, Agustín, y su nieto, Joaquín, que han continuado la saga, rinden tributo al patriarca con un libro de lujosa edición, de 204 páginas y 198 fotografías que supone ‘un homenaje a la fiesta y al toro bravo’, según sus palabras.

El volumen recoge la historia que va desde el nacimiento del toro en el campo, su desarrollo, sus instintos, al preámbulo de la corrida y la lidia completa; y todo ello, salpicado por el acercamiento a la fiesta de personajes públicos de las distintas artes.

Esta es la intención de los autores, pero el libro, que fue presentado ayer en la plaza de toros de Las Ventas, es un reconocimiento al compromiso de la familia Arjona con el mundo de los toros.

Pepe Arjona, (Sevilla, 1921-2000), no solo recorrió en multitud de ocasiones la geografía taurina española y americana, sino que fue testigo de la evolución de la fiesta, a la que siempre defendió con ardor de exigente aficionado. Se ganó la vida vendiendo fotos a los toreros y con sus colaboraciones periodísticas en publicaciones taurinas como Dígame, Fiesta Española, El Ruedo y Aplausos, y en diarios como ABC y El Correo de Andalucía. Pero el trabajo más sobresaliente de Arjona fue el inmenso archivo gráfico que, ahora, a modo de imposible resumen, sacan a la luz su hijo y su nieto.

‘Arjona, un siglo de instantes taurinos’ es el libro que le quedó por hacer a Pepe. Él lo intento en la década de los 80, escogió un ramillete de fotos y eligió quien le escribiera los textos, pero no encontró el editor que lo sacara a la luz. Hoy, años después, su deseo ya es una realidad.