‘The lobster’: otra apuesta arriesgada de Giorgos Lanthimos

El griego debuta en el cine en inglés con una película con Colin Farrell y Rachel Weisz

Colin Farrell (izquierda) y el director Giorgos Lanthimos, en la presentación de 'The Lobster'.
Colin Farrell (izquierda) y el director Giorgos Lanthimos, en la presentación de 'The Lobster'. Tristan Fewings (Getty Images )

Cuando se estrenó en 2009 en el circuito de festivales Canino, su director, Giorgos Lanthimos, se convirtió en abanderado del nuevo cine griego y su trabajo, que viaja entre la sorpresa y el surrealismo, convenció a bastante público. De paso ganó en Cannes en la sección Una cierta mirada y llegó a ser candidato al Oscar. Dos años más tarde llego Alps, y hoy viernes, en la sección oficial del certamen francés, Lanthimos ha estrenado The lobster, recibida con aplausos, y con la que salta a los rodajes en inglés y a un reparto internacional encabezado por Colin Farrell, Léa Sedoux, Raquel Weisz, Ben Whishaw y John C. Reilly.

La película se ambiente en un futuro no muy lejano en el que los célibes son arrestados y recluidos en un hotel en el que tienen 45 días para emparejarse. Si no lo logran, son transformados en el animal que han escogido al llegar al establecimiento (el protagonista, al que da vida Colin Farrell, elige la langosta del título) y expulsados al bosque, donde viven escondidos todo tipo de fugitivos y los Solitarios, que se mueven por reglas exactamente opuestas: nada de sexo en común ni de amor compartido. El mismo Farrell ha reconocido en Canes que no entendió el guion hasta que vio la película acabada. "Es, de lejos, el libreto más singular y original que he leído", ha asegurado. "The lobster es muy lógica, pero extremadamente emocionante, y no utiliza las convenciones dramáticas habituales. Y no por protagonizarla tengo más información que el público". Los actores presentes aseguraron que aceptaron el proyecto a la primera. Como Wiesz: "Adoro el universo de Giorgos desde que vi Canino. El concepto que sale de él es extraordinario, tiene una imaginación extraordinariamente fértil y sin efectos especiales. No sabía cómo abordar mi papel, era inimaginable, imposible, así que me dejé llevar por él para entrar en su universo. Era como si yo estuviera borracha de Lanthimos, de su universo. Fue una experiencia excepcional".

"Es cierto que habla de la soledad, pero es una película muy romántica"

El director ha explicado sobre su trabajo, el primero que ha rodado en inglés y fuera de su país (en concreto en Inglaterra e Irlanda), que quería hablar sobre su tema habitual en su cine, las relaciones humanas, "pero esta vez de manera un poco más romántica". Ese romanticismo es la clave, según Weisz: "Es cierto que habla de la soledad, pero es una película muy, muy romántica, con R mayúscula, como las películas antiguas. Es bastante difícil encontrar el amor, incluso hoy, así que The lobster no es romántica en el sentido actual del término".

En realidad, se ha defendido Lanthimos, quería hablar sobre "cómo la gente percibe la soledad". Por eso, "el filme está estructurado de forma que puede hacer plantearnos cuestiones, en un debate abierto, para suscitar preguntas más que dar respuestas y no juzgar a ninguno de los personajes". Para ello usa su arma habitual, "la exageración" de lo que ve en su vida diaria. "El tono es el mismo que el de mis trabajos previos, un equilibrio entre el absurdo y la comedia negra".

En la rueda de prensa, un periodista británico ha preguntado si el concepto de la langosta y las relaciones sentimentales procedía del episodio de la serie Friends en el que Phoebe exalta las virtudes de ese crustáceo, un animal que vive siempre con la misma pareja. A Lanthimos le ha entrado cierto nerviosismo, porque ha reconocido que efectivamente era fan de la serie. "Pero ni me acordaba de aquel momento. Si alguien me puede enviar un enlace, se lo agradezco". Y más en serio explicó que intenta "dejar a un lado todo tipo de influencias".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Sobre la firma

G. B.

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS