Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La trama visual de la resistencia

Xavier Ribas quiebra la jerarquía entre foto y texto. Así, las imágenes que reúne en su nueva exposición quedan hiladas por los actos de disidencia que arman su historia

'Thus the Dream of my Youth', obra de Xavier Ribas.
'Thus the Dream of my Youth', obra de Xavier Ribas.

Hay pocos medios artísticos cuyo "sentido" supere su propia materialidad o, por decirlo de otra manera, que su "concepción" sea más importante que su "apariencia". La fotografía sigue evolucionando institucionalmente, hasta el punto de que la mayoría de los creadores que trabajan con ella son, por encima de su calidad como artistas, "comisarios" y teóricos comprometidos con cuestiones que conciernen al papel de la imagen en la cultura. Sus trabajos no son muy propicios para su exhibición en galerías, se mueven mejor en las tribunas de las universidades o en museos; aunque idealmente donde mejor encajan es en un libro. Jorge Ribalta y Xavier Ribas son algunos de estos exploradores de la retórica fotográfica; sus valores son a menudo esteticistas, pero no en lo que se refiere a la imagen única (como una pintura), sino al dispositivo que emplean.

El título de la muestra está tomado de las palabras pronunciadas por un juez en un tribunal de Londres para apoyar su veredicto

Xavier Ribas (Barcelona, 1960) es un antropólogo social que se dio a conocer durante los noventa con una serie documental sobre las personas que en sus ratos de ocio ocupan los descampados y playas robadas a barrios obreros desmantelados durante los años posteriores a los Juegos Olímpicos. El título de la serie que ahora presenta en la galería ProjecteSD, Nunca volvería a ser exactamente lo mismo, está tomado de las palabras pronunciadas por un juez en un tribunal de Londres para apoyar su veredicto en el caso de una estatua de la ex primera ministra Margaret Thatcher que resultó decapitada por un activista. A partir de esta frase, Ribas crea una trama visual con historias de resistencia o actos de disidencia relacionados con Augusto Pinochet, Salvador Allende o el desmantelamiento, en 2009, de una fábrica de armas en Brighton, propiedad de una empresa israelí, por parte de un grupo de activistas. Ribas presenta tres fotografías de gran formato en blanco y negro y, junto a ellas, la leyenda de los acontecimientos con material documental. El mismo juez que declaró culpable al agresor de la estatua de la Dama de Hierro reaparece en la historia de otra pieza titulada Ahora usted tiene que ver la evidencia fría y desapasionadamente, referida a la absolución de los activistas que entraron en el arsenal de Brighton para “obstaculizar o retrasar los crímenes de guerra” en la franja de Gaza.

En todos los trabajos de Ribas, las jerarquías de fotografía y pie (texto) se hacen inestables, y en este carácter ligeramente infundado de la imagen hay una subversión del papel del espectador: la fotografía ya no garantiza el tema y el “lector” no busca el efecto de realidad. El mensaje sin código del que hablaba Barthes ya no está en la imagen, sino en la sintaxis visual perpetrada por el autor.

Xavier Ribas: It Would Never Be Quite the Same Again. Galería ProjecteSD. Passatge Mercader, 8. Barcelona. Hasta el 26 de mayo.