Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fantasía inunda São Paulo

Realidad y ficción se confunden en la 'Guia fantástico do São Paulo'

Una ilustración de la guía muestra una piscina bajo la avenida Paulista. Ver fotogalería
Una ilustración de la guía muestra una piscina bajo la avenida Paulista.

Bajo Minhocão, un viaducto en el centro de São Paulo, pasan carreteras que los coches colapsan cada día. Sobre la construcción, también. Ruidoso y gris, refleja bien el espíritu de una ciudad que ha olvidado a quienes la viven. Sin embargo, en la mente de Ángela León unos columpios se descuelgan de la parte superior y los niños juegan en ellos. Así lo imaginó al pasar por allí y así lo plasmó en el papel. Con más de 100 ilustraciones en blanco y negro, esta diseñadora industrial de 27 años ha alterado en su Guia fantástico do São Paulo la realidad de la ciudad brasileña para hacerla más cercana a su población.

"Al retratar de forma positiva y lúdica lugares degradados es más fácil ver su potencial y olvidarse de los prejuicios", explica León, que llegó a Brasil hace cuatro años desde Madrid. "São Paulo puede ser bastante hostil y no tiene una belleza tan evidente, así que en parte empecé a dibujar para familiarizarme con la ciudad y adaptarme". Lo que nació como un hobby, se convirtió en un proyecto con fecha tope: el 11 de marzo de 2015. Día en que acaba el plazo para recaudar 22.000 reales (6.700 euros) a través de una campaña de crowdfunding (micromecenazgo) para poder publicar la guía. La embajada española en Brasil ha apoyado también la guía con 5.000 reales (1.500 euros). Dos días antes del límite, el dinero ya ha sido recaudado, los dibujos están listos; y los textos que los acompañan también. A partir del miércoles, la guía tomará forma.

Ilustración que muestra los detalles del interior de las viviendas.
Ilustración que muestra los detalles del interior de las viviendas.

El libro representa algunos elementos de la ciudad tal y como son y otros, transformados. No explica, sin embargo, qué es verdad y qué no. "Como los falsos documentales, es una falsa guía", dice su creadora. Cualquiera podría pensar que los cines que León plasma en las aceras son reales, pero en realidad son un reflejo de los que sí existían en los años 50. Las piscinas en las terrazas de los edificios o las bibliotecas en los árboles del parque Augusta ‒que se está viendo amenazado por la especulación inmobiliaria‒ son más fáciles de identificar como fantásticos.

Ficción y realidad, han llegado a fusionarse en reiteradas ocasiones gracias a las ilustraciones de León. La joven y el colectivo Basurama, con el que colabora, consiguieron instalar los columpios en el Minhocão, como parte del festival Baixo Centro en 2013. El éxito de la iniciativa y su difusión mediática impulsaron a la Secretaría de Cultura del ayuntamiento de São Paulo a repetirla. Lo hizo en la Virada Cultural (similar a la noche en blanco) de ese mismo año, y a mayor escala: en el Viaduto do Chá, uno de los más antiguos de la ciudad.

Más impresionante aún puede resultar una piscina soterrada. En los años 70 el Gobierno cavó galerías bajo la avenida Nova Paulista para aliviar el tráfico y dejar la superficie como zona de ocio reservada a los peatones. Pero el proyecto nunca se completó. Cuando León descubrió que había pasadizos inutilizados debajo de la Avenida Paulista, lo tuvo claro: la manera perfecta de combatir el calor y utilizar ese espacio era crear una piscina. Aunque esta piscina no se ha materializado todavía, sí lo hizo la del Minhocão, que gracias a la arquitecta y artista Luana Geiger y a otra campaña de crowdfunding estuvo disponible durante 24 horas.

Algunas de las ilustraciones se han llevado a la ciudad, como la piscina de Minhocão

El agua es un elemento recurrente en el libro. No solo las piscinas: "São Paulo está llena de ríos. Hace 50 o 60 años, la gente se bañaba, iba en barca... Ahora la mayoría están enterrados o contaminados", afirma León, y añade: "Es necesario que la relación de la ciudad con los ríos mejore. La crisis del agua lo ha hecho aun más evidente. Es increíble que en un clima subtropical y una ciudad llena de ríos, falte agua en las casas".

El libro también muestra algunos detalles de los interiores de las casas, como la costumbre de colgar hamacas junto a la ventana del salón. "Como extranjera, creo que hay aspectos cotidianos de la ciudad que valoro más que la gente de aquí", explica León. La joven insiste en que el libro no es, en realidad, una guía sino "una revisión del imaginario de São Paulo, inspirada en las iniciativas ciudadanas que han surgido en los últimos años", para mejorar la ciudad. Precisamente, el objetivo de la guía: hacer de São Paulo un lugar más cómodo y divertido.

Los columpios instalados en el Viaduto do Chá por la Virada Cultural de São Paulo.

Más información