Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hollande: “Picasso, el español, es el orgullo de Francia”

El mandatario francés presidió la reapertura del Museo Picasso de París al que asistió el alcalde de Málaga Francisco de la Torre

Maya Picasso, junto al presidente Francois Hollande, la ministra de Cultura Fleur Pellerin y la comisaria jefe del Museo Picasso Anne Baldassari durante la reapertura del citado museo.
Maya Picasso, junto al presidente Francois Hollande, la ministra de Cultura Fleur Pellerin y la comisaria jefe del Museo Picasso Anne Baldassari durante la reapertura del citado museo.

El presidente francés, François Hollande, ha subrayado hoy que el artista "Pablo Picasso, el español, el republicano, el comunista, es el orgullo de Francia", el país que eligió para vivir y del que incluso solicitó una vez la nacionalidad en 1940 al inicio de la Segunda Guerra Mundial, y se le negó.

Hollande, en el discurso de reapertura del Museo Picasso de París al que asistieron entre otros el alcalde de Málaga (la localidad natal del artista, en el sur de España), Francisco de la Torre, insistió en que "amaba Francia". "El arte de Picasso -explicó- no es de un solo país, de una sola cultura, de una sola bandera. Tenía sus raíces -Málaga, España- y siempre reivindicó su España natal, sus colores, sus tradiciones, su guerra. Se construyó con esa herencia y a veces contra ella".

Reiteró la idea de que "Picasso había elegido Francia" y en un primer momento París, por ser el centro del arte. Dijo que "Francia era su patria del corazón" y contó cómo en abril de 1940 solicitó la nacionalidad francesa, pero se le denegó, algo que los historiadores sólo han revelado hace poco tiempo y que es un "triste descubrimiento para nuestro país".

Sobre la reapertura al público del Hôtel Salé, el palacete del barrio del Marais de París que alberga el fondo de las obras de Picasso, propiedad del Estado francés, Hollande afirmó que "es uno de los museos más bellos del mundo, pero también uno de los más conmovedores, porque restituye el trabajo encarnizado, considerable, prolífico, del artista más conocido del siglo XX". "Todo es bello aquí, las obras representadas, pero también el lugar renovado y la forma en que se presentan los cuadros. Todo es fluido, todo es inteligente. Entrar en este museo es ser más inteligente cuandose sale", comentó.

Hizo notar que, aunque gracias a la ampliación de los espacios de exposición se pueden presentar 500 obras al público, los fondos del museo incluyen 5.000, sin olvidar las 200.000 piezas de su archivo. Un fondo que el jefe del Estado francés quiere que se vaya mostrando con la rotación de las obras expuestas, pero también con "alianzas" para intercambios con otros museos franceses e "internacionales".

Hollande rindió homenaje a la familia Picasso por las diferentes donaciones que ha hecho al Estado francés desde la muerte del artista en 1973, y así recordó que, cuando el artista cumplió 90 años en 1971, sólo había ocho obras en las colecciones nacionales.

Más información