Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La muerte de una reina

'Isabel' comienza su tercera y última temporada en TVE con el fallecimiento de su protagonista

La muerte de una reina

La reina ha muerto. Larga vida a la reina. La tercera temporada de Isabel vuelve a empezar por el final. La monarca (con el rostro de Michelle Jenner) fallece en su cama rodeada por su marido Fernando de Aragón (Rodolfo Sancho), y por los consejeros y amigos que le quedan tras treinta años portando la corona. Una imagen directamente sacada del cuadro de Eduardo Rosales. Es el fin de una era para la historia y también para la televisión. Isabel comienza hoy a las 22.30 su última temporada en La 1 de TVE y lo hace con una promesa: una etapa más oscura y dramática.

Los reyes católicos han conquistado Granada y Cristóbal Colón (Julio Manrique) está a punto de desembarcar en un nuevo continente: América. Son nuevos tiempos para la corona de Castilla y Aragón, reconvertida gran potencia mundial. Una época más desconocida y lúgubre en la historia de Isabel y Fernando, sobre todo de puertas para dentro, en lo familiar y personal.

La paz durará poco, y su papel como padres será uno de los grandes retos de esta entrega. "La primera temporada fue cómo llegó a ser. La segunda cómo fue, y esta cómo terminó y lo que dejó su reinado", explicaba el director Jordi Frades en la presentación para los medios durante el Festival de Televisión de Vitoria.

Pero el fin es inevitable. "Hubo muchas lágrimas en esa última escena", reconocía Michelle Jenner, cuya Isabel se mantendrá casi en constante luto tras la muerte de dos de sus hijos. "Se irá empequeñeciendo y escondiendo". La actriz, de 28 años, estará caracterizada como la reina a sus 53 años, tapada y con un vestuario muy abultado debajo de la ropa.

Además de los rostros habituales, la temporada, que comienza con un intento de asesinato a Fernando en Barcelona, dará la bienvenida también a una corte de nuevos personajes. Eusebio Poncela será el Cardenal Cisneros, duro confesor de Isabel que llegó a ostentar el puesto de regente de Castilla. Fernando Guillén Cuervo da vida a Fuensalida, embajador de la corona en Europa que mostrará la fortaleza del imperio más allá de la península, uno de los focos centrales de esta etapa. Allí estará también Margarita de Habsburgo (Úrsula Corberó), enamorada del príncipe Juan (Adrián Lamana), heredero español enfermizo pero apasionado. El Reino de Francia, Portugal y la Santa Sede estarán en conflicto con los Reyes católicos desde el primer episodio.

Regreso al pasado, y de vuelta

"La historia de Isabel no acaba hasta que muere Fernando". Pese a la despedida, Rodolfo Sancho reconoce que se ha quedado con las ganas de contar la última década de su vida como Rey, "la más desconocida y una de las más interesantes por el conflicto con Felipe el Hermoso, al que yo creo que mató". Aun así, el actor ya prepara su próximo proyecto para TVE: Ministerio del tiempo, una serie de aventuras "a lo Piratas del Caribe" que lo llevará de viaje por diferentes épocas.

La serie, creada también por Javier Olivares, tratará de recuperar ese ambiente entre la fantasía y la ciencia-ficción con un argumento con tintes de Quantum Leap y Doctor Who. Un equipo de especialistas es reunido por este organismo gubernamental secreto creado en la época de los reyes católicos para evitar que un cambio en el pasado destruya el presente. Sancho y Nacho Fresneda son los únicos nombres del elenco confirmados.

El actor, que ve el proyecto como una especie de homenaje a su padre Sancho Gracia, protagonista de Curro Jiménez, además de una recuperación de un género "perdido", se prepara para su nuevo trabajo entrenándose y volviendo a ver las películas de Indiana Jones.

Pero el gran reto lo tiene Irene Escolar, que interpreta a la enésima Juana la Loca. "Es muchas cosas más que loca", anunciaba Frades, que destacó lo original del tratamiento del equipo de guionistas dirigido por Jordi Calafí. La actriz, que describe a su personaje más como "depresiva" que loca, asegura que se ha empapado de biografías como las de Miguel Ángel Zalama y Bethany Aram para llegar a su corazón y conocer los "detalles menos conocidos". Raúl Mérida será su marido, Felipe el Hermoso, del que los reyes desconfían desde el primer momento.

Isabel, creada por Javier Olivares, comenzó su andadura en TVE de manera precaria. El cambio de directiva en la pública y el recorte de 200 millones que hizo el Gobierno mantuvo la serie guardada en la nevera durante casi un año. Incluso se llegaron a desmontar los decorados. Todo parecía perdido hasta que el primer episodio superó el 28% de cuota de pantalla. Isabel se convirtió en uno de los grandes éxitos de la cadena en años, reconocido a nivel nacional e internacional. El resto, como se suele decir en estos casos, es historia.

Tal éxito ha significado Isabel que TVE llegó a plantearse la continuidad de la ficción más allá de la muerte de su protagonista o una ficción sobre Juana la Loca. Sancho e Irene Escolar han mostrado interés por continuar sus historias, pero el proyecto no germinó. Televisión Española prepara, sin embargo, una serie de corte similar y producida también por Diagonal centrada en el emperador Carlos V, nieto de los reyes católicos. "Juana la Loca será ya mayor, así que no creo que quieran contar conmigo para repasar el aspecto más interesante, después de la muerte de su madre", reconocía Escolar. "Yo quiero una Isabel zombie", bromeaba Jenner.

Más información