Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Top Chef’ hierve de nuevo

El jurado del concurso de talentos para profesionales de la cocina promete "más caña"

El jurado de 'Top Chef': Yayo Daporta (izquierda), Susi Díaz y Alberto Chicote.
El jurado de 'Top Chef': Yayo Daporta (izquierda), Susi Díaz y Alberto Chicote.

En una nave de Leganés, en el extrarradio de Madrid, se cuece "un nuevo éxito". Al menos es lo que proclama Alberto Chicote, exultante de presentar la segunda temporada de Top Chef, y justo el día en que el cocinero cumple "45 tacos", con la correspondiente tarta homenaje de sus compañeros, Susi Díaz —que repite, como él— y Yayo Daporta, el chef gallego que sustituye al andaluz Ángel León. Ellos son el trío de ases que juzga a los talentos profesionales de la cocina aspirantes a ser el ganador de este concurso televisivo de Antena 3 y producido por Boomerang, que atrapó en su primera temporada a una media de casi tres millones de espectadores y que en su final —cuando en diciembre de 2013 Begoña Rodrigo se alzó con el triunfo— sedujo a 3,8 millones de personas (con un 23,9 de cuota).

Hay muchos jóvenes entre los seguidores del programa, aseguran en la cadena, pero no se avecina (a diferencia de otros países) una edición junior de Top Chef. “Esto es pedagogía y entretenimiento, pero para profesionales”, dice a coro el jurado, habituado no obstante a dar talleres culinarios infantiles.

Como los tres cocineros explicaron, ya está avanzada la grabación de las nuevas entregas (comienzan ahora la 11) de Top Chef, que en un principio serán 15, según informa la cadena. La emisión, previsiblemente, será en otoño, con el arranque de la temporada, en horario de máxima audiencia, pero con fechas sin confirmar. “Nosotros el año pasado nos enteramos del estreno días antes”, alega Susi Díaz. Y Chicote deja la pelota en el campo de los programadores: “Yo solo soy parrillero de fuego, las decisiones de los parrilleros televisivos las desconozco, pero seguro que nos colocan bien y funcionará de maravilla”. El trío que juzga a los 16 contendientes de Top Chef se deshace en elogios del programa —“es apasionante”, “hay un nivelazo”, “nos divertimos mucho”— y de sus participantes. Estos se someterán a pruebas individuales y colectivas en interiores y exteriores (“más espectaculares”). Adaptación, talento y creatividad son el reto de los menús. Cada semana, alguien será eliminado.

Entre los 16 concursantes habrá más mujeres que en la pasada edición

En cuanto a los perfiles de los concursantes, así como de los invitados estrella, reina el secretismo. Tan sólo comenta el jurado que en la segunda edición española de este formato internacional que se emite en 11 países habrá “una representación muy amplia de todas las comunidades, con mucha personalidad y mucho acento de su tierra”. Advierten que son “buenos cocineros que aspiran a ser aún más grandes”. Y competirán más mujeres. “Se verá que hay cocineras extraordinarias”, avanza Susi Díaz, en cuyo restaurante de Elche La Finca (con una estrella Michelin), “es una fiesta” el seguimiento del programa.

Chicote, que acaba de estrenar un restaurante en Madrid de pinchos japocastizos (Yakitoro) sigue atizando las imperfecciones culinarias con su programa Pesadilla en la cocina (que tendrá una versión Pesadilla en el hotel), no ve inconveniente en prodigarse en pantalla: “La cocina espectáculo entretiene y despierta el interés gastronómico”. Aunque la “caña” que prometen dar en las pruebas de Top Chef iguala e incluso supera el frenesí habitual de los fogones, el objetivo es incentivar “a personas que les apasiona la cocina y que logran hacer platazos”. Con calidad y respeto a los ingredientes: “Me pone malo que se destrocen los productos”, insiste Chicote. “Los espectadores comprobarán que hay verdad”, comenta Yayo Daporta, cuyo restaurante del mismo nombre tiene una estrella. Quizá por cortesía al nuevo jurado, “y por hacernos eco de la gastronomía gallega”, insisten los protagonistas, las cámaras llegaron a Santiago de Compostela. También viajaron a Cádiz, a las salinas y al espacio de Ángel León, Aponiente, donde cocinaron los topchefs aspirantes. El chef gaditano seguirá colaborando en varias entregas.

En Top Chef 2014 habrá sitio para cocineros aficionados. Hay una convocatoria en las redes sociales, donde el programa tendrá ramificaciones interactivas.

Más información