Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el director de orquesta Rafael Frühbeck de Burgos

El maestro ha fallecido en una clínica de Pamplona a los 80 años, víctima de un cáncer

Rafael Frühbeck de Burgos, en una imagen de febrero de 2011. Ampliar foto
Rafael Frühbeck de Burgos, en una imagen de febrero de 2011. EFE

El maestro Rafael Frühbeck de Burgos ha fallecido la mañana del miércoles en Pamplona a los 80 años a causa de un proceso canceroso que había obligado a su hospitalización en una clínica de esa ciudad el pasado 13 de abril, han informado fuentes próximas a la familia.

Frühbeck de Burgos, nacido como Rafael Frühbeck Frühbeck en la ciudad de la que tomó el apellido el 15 de septiembre de 1933, está considerado como el director de orquesta español con mayor prestigio internacional desde Ataúlfo Argenta, y en la actualidad era titular de la Orquesta Sinfónica de Dinamarca y director emérito de la Orquesta Nacional de España.

El pasado día 4 de este mes se anunció su definitivo adiós a los escenarios por la enfermedad que estaba enfrentando. Llevaba poco menos de un mes hospitalizado. En ese momento, Musiespaña, su agencia artística, informó de la retirada "como consecuencia del deterioro de la salud" del maestro debido al cáncer que sufría. "No se encuentra en condiciones para afrontar sus compromisos profesionales de manera óptima", de ahí que se vea "obligado, con gran dolor, a anunciar su retirada de los escenarios", dijo esta fuente.

Rafael Frühbeck de Burgos tenía previstos para este verano numerosos compromisos artísticos en España, en el Festival de Granada y en Santander, entre otros. Pero su salud estaba ya muy deteriorada. El pasado 14 de marzo sufrió un desmayo mientras dirigía en Washington a la Orquesta Nacional de la capital estadounidense. Este fue su último concierto.

En España, la última vez que pisó un escenario fue el 14 de febrero, en el madrileño Teatro Monumental, donde dirigió a la Orquesta Sinfónica de RTVE.

A lo largo de su carrera dirigió más de un centenar de orquestas en Europa, Japón, Estados Unidos y Canadá, y su talento fue reconocido en estos dos últimos países, donde ha subido al podio de las filarmónicas de Nueva York, Los Ángeles, Filadelfia y las orquestas sinfónicas de Cincinnati, Boston, Pittsburgh, San Luis, Chicago, Toronto y Montreal.