Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Adán y Eva’: citas al desnudo

Cuatro adapta un formato holandés en el que las parejas abandonan prejuicios... y ropas

‘Adán y Eva’: citas al desnudo

Llega un paso adelante para los programas de citas: Cuatro ha anunciado que adaptará el programa Adam looking for Eve, estrenado el pasado mes de marzo en Holanda en el canal RLT5, una cadena minoritaria en la televisión holandesa que logró, gracias a este espacio, marcar un 10,2% de cuota de pantalla, duplicando su media habitual.

Adán y Eva, título español del programa, es un dating show, un programa de citas, que propone a sus participantes que buscan amor un contacto fuera de las normas habituales: se conocerán y convivirán completamente desnudos. Mediaset ya ha puesto en marcha el proceso de cásting para Adán y Eva, cuya producción correrá a cargo de Eyeworks (responsable de éxitos como Un príncipe para... y ¿Quién quiere casarse con mi hijo?).

Manuel Villanueva, director de contenidos de Mediaset, ha resaltado la importancia de enmarcar el género del programa: “es un dating show, no un reality de supervivencia; los aspirantes van a una playa paradisíaca para encontrar su media naranja, no para luchar contra la naturaleza”. Por otro lado, Villanueva afina la propuesta nudista del espacio: “La desnudez en Adán y Eva no es un contenido, es una circunstancia dentro del programa; los participantes llegarán sin prejuicios y se conocerán sin ese disfraz que supone la ropa”. Villanueva también apostó por el nuevo paso que supone el formato y lo comparó con el fenómeno que provocó Gran Hermano en los programas de telerrealidad.

El recorrido de cada entrega de Adán y Eva, todas ellas autoconclusivas, comienza con la llegada a una espléndida playa de los dos participantes; previamente, se habrán desnudado para afrontar su primer contacto, en condiciones de absoluta naturalidad. Y sólo al final de cada capítulo, ya en el hotel, se verán las caras llevando sus ropas habituales.

“Adán y Eva busca la sorpresa, un primer encuentro en el que la gente se pueda proteger con lo material. Cuando tienes una primera cita con alguien te arreglas, te vistes, te maquillas… Aquí será todo lo contrario, al quedar despojado de todo ello, solo estás tú mismo y lo que eres”, asegura Edi Walter, director general de Eyeworks España, que insiste también en que “la desnudez es parte del programa, pero no es lo principal; ocurre, desde luego, pero no constituye su eje central.

Cuatro ya ha dado el pistoletazo de salida al proyecto: la preproducción está en marcha y el cásting del programa buscará a participantes que no tengan inconveniente en mostrarse tal y como son. “En Holanda, la búsqeda de candidatos resultó una sorpresa debido a la masiva afluencia de gente de diferentes edades y perfiles”, afirma Edi Walter. Ahora es el turno para los participantes de España ¿Están preparados para la apuesta de Adán y Eva? El siguiente paso quedará en manos de los espectadores, que se asomarán a un formato inédito en las pantallas españolas.