Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las estrellas de la televisión

Los programas más vistos son el termómetro del estado de un país

España ha evolucionado desde las revistas musicales a los éxitos futbolísticos

Los programas de televisión suelen dar una idea certera de cómo es una sociedad. En la España de 1988 lo que más se veía en la pequeña pantalla eran las revistas musicales de Lina Morgan. 25 años más tarde, lo que triunfa es La Roja. Los éxitos de la selección desde la Eurocopa de 2008 han puesto el fútbol en la cima de las audiencias. El cine y las series han pasado a un segundo plano y los concursos no han levantado cabeza desde 2002, cuando Operación Triunfo era el pasaporte hacia Eurovisión. Pasada la fiebre de los triunfitos, el balompié no ha tenido rival.

Según los datos de Kantar Media, heredera de los audímetros pioneros (instalados entonces por Ecotel), hace cinco lustros Sí al amor era el espacio líder. Aquel espectáculo musical protagonizado por la famosa cómica conquistó a casi la mitad de la población. Las crónicas de la época recogían que, al menos en parte, fue visto por el 84% de los españoles.

Los líderes de la televisión ampliar foto
Los líderes de la televisión

Los espectadores han cambiado las butacas de los teatros por las gradas de los estadios. El fútbol ha pasado a convertirse en la estrella de la televisión. Los avances tecnológicos, con imágenes panorámicas y de alta definición, han hecho de los partidos un espectáculo difícil de igualar. En 2012 la tanda de penaltis del Portugal-España de la Eurocopa congregó en Telecinco a más 18 millones de personas.

‘Biba la banda’es la película que más espectadores ha congregado

Los abultados resultados de TVE a finales de los ochenta y principios de los noventa eran posibles porque la cadena pública no tenía más rival que el UHF (La 2 actual). Desde el éxito de Lina Morgan aún faltarían varios años para que comenzaran a operar los canales privados. El régimen de monopolio beneficiaba en 1989 al concurso El precio justo, con el célebre grito de guerra de Joaquín Prat “A jugar...”. La cadena pública dominó claramente en los siguientes cinco años. Venció con la película Biba la banda, una comedia ambientada en la guerra civil con Alfredo Landa al frente del reparto, y con Martes y Trece en la cima del humor catódico. Que te den concurso, una parodia de Josema Yuste y Millán Salcedo, se convirtió en el programa favorito de 1992, con 10,5 millones de seguidores. Desde que en la Nochevieja de 1985 emularan a la locutora de radio Encarna Sánchez en el desternillante gag Encanna, la empanadilla de Móstoles eran una máquina de atraer espectadores.

Antena 3 fue la primera televisión que bajó del pedestal a la pública. Y lo hizo con Farmacia de guardia, una telecomedia firmada por Antonio Mercero y protagonizada por Carlos Larrañaga y Concha Cuetos. Desde entonces, ninguna ficción ha ocupado lo más alto en el ranking. Y eso que las cadenas han generado títulos de gran impacto, como Médico de familia, Cuéntame o Aquí no hay quien viva. El fútbol ha jugado cada temporada contra sí mismo. En 2002 tuvo un (inesperado) rival duro de roer: Eurovisión. Ha llegado el momento congregó a más de 14 millones de fans. Un año más tarde el festival del Viejo Continente ganó por goleada. Nunca más.