Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria multa a las cadenas con tres millones por vulnerar la ley

La mayor sanción corresponde a la emisión excesiva de publicidad

El Ministerio de Industria vigila los contenidos de las televisiones.
El Ministerio de Industria vigila los contenidos de las televisiones.

Las televisiones han difundido más anuncios de los que permite la ley, han emitido publicidad encubierta y han interrumpido los programas (especialmente películas) en más ocasiones de las autorizadas. Y también han vulnerado la normativa sobre la protección de menores. El catálogo de incumplimientos se traduce en sanciones que en 2012 contabilizan 3,3 millones de euros, según datos del Ministerio de Industria.

A falta de una autoridad independiente que vigile y controle el sector audiovisual con competencia en toda España, esta tarea recae en el departamento de José Manuel Soria. El número de infracciones cometidas el año pasado es muy inferior al de ejercicios anteriores. Y también la cuantía de las sanciones. En los últimos ocho años, el más negativo para los canales fue 2007. Afrontaron 26 expedientes sancionadores, 505 infracciones y 9,5 millones de euros en multas.

El año pasado se saldó con 29 expedientes (cuatro están en trámite), 95 infracciones y 3,3 millones de multa. Del total de informes sancionadores 17 son por un exceso de publicidad, cinco por programación inadecuada para menores, cuatro por cortar los programas y tres por publicidad encubierta. Comparado con el curso anterior, el número expedientes ha disminuido un 27% (de 40 a 29), aunque la recaudación ha sido mayor (en 2011 la cuantía ascendió a 2,1 millones).

De los más de tres millones de euros de 2012, la mayor partida corresponde al exceso de anuncios (1.716.006 euros), seguida de la publicidad encubierta (919.389), espacios inadecuados para los menores (561.003, exactamente la misma cantidad que un año antes) y la interrupción de programas (106.001).

Industria no ha expedientado a las cadenas por contraprogramar, una práctica que en otros años se ha saldado con multas de hasta 260.000 euros. Y tampoco ha abierto expedientes por la emisión de publicidad ilícita, una vulneración que en 2010, por ejemplo, acarreó  600.000 euros de penalización.

En lo que va de año el ministerio ha incoado 14 expedientes (siete por contenidos perjudiciales para el público infantil y uno por la emisión de tarot fuera del horario autorizado). Industria asegura que uno de los objetivos es incidir en las actuaciones encaminada a “salvaguardar a los menores frente a la publicidad y, en especial, frente a los contenidos de la programación”.