Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

RTVE cierra 2012 con un déficit de 113 millones de euros

El presidente de la corporación cuestiona el modelo de financiación

“Con lo que pagaba Vodafone se podrían producir 60 capítulos de ‘Isabel”

Comparecencia del presidente de RTVE, Leopoldo González Echenique, ayer, en el Congreso.
Comparecencia del presidente de RTVE, Leopoldo González Echenique, ayer, en el Congreso. EFE

Las cuentas no le cuadran a RTVE. El aumento de los gastos y la reducción de los ingresos ha sido una ecuación difícil de digerir. Hasta el punto de que el año pasado provocó un déficit de 113 millones de euros, una cifra que empeora el resultado de 2011, también teñido por los números rojos (perdió 29 millones). “Es una situación absolutamente insostenible”, subrayó ayer el presidente de la corporación, Leopoldo González-Echenique, en la comisión de control parlamentario. Durante su comparecencia en el Congreso aprovechó para cuestionar el sistema de financiación aprobado en 2009 por el Gobierno de Zapatero y que acarreó el fin de la publicidad en la televisión pública. Aquel modelo “se está viendo tres años después que no tiene ni estabilidad ni permanencia”, dijo.

A la hora de detallar el mal resultado económico del año pasado, Echenique precisó que de los 113 millones de déficit, 73,5 corresponden a un aumento de los gastos, entre los que se incluyen la actualización del valor de los inmuebles de la compañía y la subida del IVA (del 18% al 21%). Precisamente este impuesto es una de las constantes quejas de la corporación, toda vez que otros operadores audiovisuales no lo pagan. La factura del IVA el año pasado ascendió a 97 millones, que fueron a parar al Tesoro.

Dentro de los gastos totales, 54 millones son fruto del mayor consumo de contenidos audiovisuales, entre los que el presidente de RTVE citó la emisión de la serie Isabel, los programas especiales de Navidad o la compra de derechos cinematográficos, ya que cuando llegó el nuevo equipo directivo, hace nueve meses, “no había cine para el fin de semana”.

Para en el actual ejercicio las perspectivas tampoco parecen halagüeñas. Sobre todo, teniendo en cuenta que algunos operadores de telecomunicaciones no estarán obligados a pagar la tasa a RTVE. Es el caso de Vodafone, declarado exento, que dejará de ingresar en las arcas de la televisión pública unos 30 millones de euros (el 20% del total de las aportaciones de las telecos). “Con este dinero se podrían producir 60 capítulos de Isabel”, comparó el presidente de la corporación.

“Tenemos cierta fe en que la audiencia mejore”, dice Echenique

Ante las críticas de la oposición sobre la parálisis de la producción propia —“La televisión pública está bloqueada y asfixiada económicamente”, le han reprochado los socialistas—, Echenique avanzó los proyectos televisivos en marcha: 13 capítulos nuevos de la serie Isabel, otros ocho de Águila Roja (además de los cinco de la temporada pasada) y 130 de Gran reserva. El origen. Además,TVE ha adquirido los derechos de las miniseries (de seis episodios cada una) Lucas Corso y Los misterios de Víctor Ros, que se unen a los telefilmes Descalzo sobre tierra roja, El pago de los Cortázar y Prim, el asesinato de la calle del Turco. También se está trabajando en la elaboración de una serie diaria con recursos de la casa que está lista para salir en antena a finales de este año. Con los nuevos proyectos, Echenique dijo tener “cierta fe en que la audiencia mejore”.

Con relación a los derechos deportivos adquiridos recientemente por TVE, apuntó que en el caso de los partidos de fútbol de Segunda División el coste ha sido cero y que “solo se ha comprometido” el coste de producción a cambio de emitir esos encuentros por Teledeporte, lo que supone 300.000 euros al año.

Menos detalles ofreció sobre la emisión de formatos patrocinados en TVE, un modelo cada vez más extendido y que supone también la posibilidad de emitir programas que no le cuestan un euro. Frente las “sombras” que los diputados de la oposición ven en el sistema de patrocinios, Echenique quiso dejar claro que este tipo de contratos se firman entre la productora encargada de hacer del programa y el patrocinador. “RTVE no figura; no es parte. Pero sí miramos con escrúpulo que el patrocinio que se emite se haga con rigor”, remarcó.