Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cinco mejores exposiciones internacionales

Jérôme Bel en Kassel, Oldenburg en Colonia, Hockney en Londres, McCall en Berlín y Pablo Vargas en México entre lo más relevante

'Disabled Theatre', de Jérôme Bel, en Kassel.
'Disabled Theatre', de Jérôme Bel, en Kassel.

2012, el año de Kassel, no ha tenido en la Documenta XIII su mejor exposición. Sin embargo, es justo destacar uno de los trabajos más inesperados y emotivos, la obra de Jérôme Bel, Disabled Theater, fusión de teatro y danza a cargo de actores discapacitados psíquicos de la compañía HORA de Zurich. En esta pieza, el coreógrafo francés plantea que todo tipo de discapacidad forma parte de cualquier ámbito político y estético. Sobre el escenario, cada individuo tenía la última palabra, incluso los actores exponían frente al público sus críticas y quejas contra el director de la representación.

Claes Oldenburg. The Sixties. La exposición se inauguró hace unos meses en el Museo Ludwig de Colonia y desde hace unas semanas se exhibe en el Guggenheim Bilbao, con material de archivo y obras poco conocidas del artista sueco, uno de los autores pioneros y menos convencionales del arte pop. Además de sus inflables gigantes y sus ya icónicas, The Street, The Sore, se exhibe el Mouse Museum, una instalación con forma de cabeza de Mickey Mouse, ironía sobre las pulsiones del coleccionismo y la cultura de consumo.

David Hockney. A Bigger Picture. No tan lograda en su paso por el Guggenheim Bilbao, la retrospectiva del artista inglés en la Royal Academy de Londres supuso un paso más allá en la inversión del sello erótico sobre el paisaje de su infancia, los bosques del condado de Yorkshire. A Bigger Picture es otro chapuzón hockney que casi hace olvidable la muestra que el Metropolitan de Nueva York le dedicó en 1988 y que lo encumbró como maestro de un arte de consumo gracias a una pintura donde la nostalgia de los valores de su admirado Picasso se corrompe en una desenvuelta indiferencia hacia el lado oscuro de la condición humana. Su gran “fresco expandido” en las salas de la Burlington House buscaron también la celebridad del formato digital en el iPad.

Anthony McCall. Hamburger Bahnfof. Berlín. En las enormes salas de esta antigua estación de tren berlinesa el artista norteamericano presentó su última serie de proyecciones digitales con haces de luz, en una línea diferente de las que ha venido desarrollando desde los años setenta, mucho más íntimas y horizontales, en el límite entre cine, escultura y dibujo. Totalmente a oscuras, el visitante interactúa con ellas y cambia su apariencia.

Museo Experimental El Eco. México D.F. Este singular espacio, diseñado por el arquitecto y escultor de origen alemán Mathias Goeritz es una visita obligada en la capital mexicana. El edificio se considera una de las piedras angulares del arte moderno en México y de la llamada Arquitectura Emocional. La instalación titulada Intemperie, a cargo de Pablo Vargas Lugo, fue uno de los acontecimientos artísticos más inolvidables de la pasada primavera, y estaba ccompuesta por una delicada alfombra con motivos turcos hecha a base de polvo de mármol y pigmentos, como un mandala tibetano, y una gran cortina de líneas verticales que cubría el ventanal que separa el interior del patio exterior. La piezas se iban desgastando y desapareciendo con el paso de los días.