Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿De qué les sirve la poesía a los poetas?

Ocho escritores españoles explican la utilidad del género lírico en nuestros días

Luchar contra el olvido; intensificar la conciencia; buscar más allá de las palabras; encontrarse con la parte más espiritual del ser humano... Son algunas de las respuestas de ocho poetas y poetisas españoles a la pregunta formulada en el blog Papeles Perdidos para celebrar el día mundial de la poesía: ¿Para qué sirve la poesía?

Antonio Colinas: “La poesía es para mí una manera de ser y de estar en el mundo, pero además una profunda vía de conocimiento. No es posible un mundo sin poesía, porque el día que esta desapareciera significaría que el ser humano es otra cosa que humano. La poesía es un sentir y un pensar esenciales, en los límites, a contracorriente casi siempre del tiempo en el que se escribe. De ahí que sea también un revulsivo poderoso en un mundo que tiende al vacío y a la ausencia de sentimiento”.

Cristina Peri Rossi: “Para mí cumple dos funciones: primero, es la memoria de las emociones y de los sentimientos. Nos da la identidad contra el olvido. La segunda función es la de espejo, es el otro lado del espejo de lo real: abre las puertas para acceder a esa zona de lo íntimo a la que la novela no llega, porque cuenta hechos. A la poesía le basta con expresarlos".

Antonio Gamoneda: “La poesía no proporciona ningún servicio práctico, incluso no proporciona nada que pueda modificar la realidad social, ni siquiera la individual. La poesía, esto sí, intensifica la conciencia. Y esta es quizá su única utilidad”.

María Victoria Atencia: “Poesía es el conocimiento de la belleza y el extremo de lo natural, de lo maravilloso del mundo. La poesía es la primavera de la literatura”.

Francisco Brines: “¿Para qué sirve el arte? ¿Para qué sirve la expresión más intima y mejor de la persona? Tanto la poesía, como la música o cualquier arte, son lo que nos hace mejores. La respuesta es tan tópica como verdadera. Porque el hombre es cuerpo y es también espíritu, y no es que uno desdeñe el cuerpo, porque del cuerpo viene el espíritu. La poesía es lo más espiritual y lo más escondido del hombre. Pero cuando aparece es lo más real, y es lo que justifica el vivir. Es algo inmaterial y que se puede construir, hacer. Es un trabajo de nuestro cerebro y de nuestro sentimiento".

Elena Medel: “Llevo intentando explicármelo toda la vida. Para mí la poesía es una pastilla que cura la enfermedad o atenúa el dolor. También es un diccionario que a mí, personalmente, me explica el mundo. Tiene que ver con todo lo terrenal. En estos malos tiempos, pienso que la poesía es un buen antídoto contra todos los males que nos rondan”.

Joaquín Pérez Azaústre: “La poesía, si sirve para algo que se pueda mostrar de forma palpable, es para intensificar una mirada trascendente sobre lo cotidiano. Encontrar el misterio y el fulgor que anida en lo visible. Un realismo trascendido. Como lector, el misterio a veces lo tenemos delante de los ojos. Y la poesía nos permite desvelarlo”.

Francisco Ferrer Lerín: “Hasta hace muy poco la consideraba como la excelencia en la escritura y la literatura. Pero tras una evolución, ahora entiendo la poesía como lo que hay más allá de las palabras, de las letras y del lenguaje. Es ese elemento mágico sobre el que uno va avanzando cuando descubre el trasfondo de las letras”.

Más información