Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA

Leiva: "He aprendido a disfutar de la soledad sin sentirme culpable"

El músico se estrena en solitario con 'Diciembre', un muro de guitarras y vientos para comenzar un nuevo camino sin su banda de siempre: Pereza

El cantante Leiva, en el bar Costello de Madrid. Ver fotogalería
El cantante Leiva, en el bar Costello de Madrid.

En Hoy no me encuentro, una de las 13 canciones de Diciembre, el primer trabajo en solitario de Leiva, excantante y guitarrista de Pereza, se cuela un verso que dice: A veces se hace bola y no, nada es como queremos. Cuesta sacarle si esto fue lo que le pasó con su compañero Rubén cuando decidieron tomarse un descanso. Lo que parece más o menos claro es que la independencia la está llevando bien. “Lo único que puedo intentar es salir a tocar y convencer a la gente para que se unan a este nuevo proyecto”, argumenta el cantante. “Los que decidan abandonar el barco también están en su derecho”.

Leiva se bajó de la furgoneta de Pereza en diciembre de 2010 y empezó a darle vueltas a la cabeza. “A los músicos no nos da tiempo a vivir ninguna vida, ni la de gira ni la de la tranquilidad”. Se alió con el sosiego y empezaron a salir unos cuantos fantasmas, y eso que asegura que había hecho propósito de enmienda para no exponerse tanto como en otros discos. “El recurso de las relaciones tormentosas es el que más canciones te da. Ya lo decía Sabina, en la felicidad doméstica no hay de dónde sacar”, explica el compositor con apostilla: “Me ha salido un disco que tiene que ver con la lealtad y el afecto en cualquier tipo de relación”.

Diciembre (hoy a la venta) es además de una mirada hacia dentro, un proyecto de artesano y ermitaño. Leiva se encerró en su estudio doméstico durante un año con instrumentos que hacía mucho que no cataba, además de unos cuantos referentes que tenía almacenados en alguna esquina de su memoria musical. Hay quienes han decidido comparar su producción musical con el muro de sonido del productor estadounidense Phil Spector. Él se cura en salud y le baja un poco el tono al símil: “Digamos que le he puesto un traje al disco que se ajusta bastante a lo que quería”.

Por primera vez, el cantante se ha colocado ante una pantalla de guitarras acústicas y eléctricas –“nada aplastante, bien colocadas”–, que junto al toque que aportan los vientos –también nuevos en la carrera de Leiva–, conforman la identidad del disco. “Es un sonido más arriesgado, con un punto más soul gracias a los metales. Quería jugármela y de repente he probado con instrumentos que no había usado antes, como una flauta travesera, seis guitarras a la vez… He podido equivocarme y reequivocarme porque he hecho lo que he querido. Es lo bueno de tener mucho tiempo”.

A las guitarras le ha puesto la marca de grupos que tenía algo olvidados como The Verts y The Band: “Tienen unas canciones pop con tintes sesenteros a partir de guitarras de 12 cuerdas que me han servido para probar cosas nuevas”. Ha sumado clásicos de su repertorio como George Harrison y Tom Petty. “Los más puristas puede que no encuentren la referencia exacta cuando recurran a los discos originales, pero sí que me he fijado mucho en sus maneras”, aclara antes de que lleguen los malentendidos.

En las letras también se cuelan viejos conocidos. Quique González, con el que lleva trabajando desde sus comienzos, participa en Sudando tristeza, un tema que salió de la cabeza de González como un rock and roll y ha acabado en las cuerdas de Leiva convertido en ranchera. Kike Suárez, el segundo letrista que aparece entre estrofas, tuvo una suerte diferente: “Me mandó un versito, le di tiempo para que de aquello saliera algo bueno y terminamos haciendo una saeta carcelaria en Vis a vis”.

“Se puede resumir que esto ha sido un proceso de un chalao obsesionado con hacer algo diferente”. Un año de terapia de la que ha salido más aliviado que ilusionado. "Llegó un momento en que tuve que parar, porque como decía Valéry, 'las obras se abandonan, nunca se terminan'. Con este trabajo he aprendido que puedo disfrutar de la soledad sin sentirme culpable”.

Mini gira en acústico

Lunes 20 Febrero: Fnac Callao, Madrid. Acústico y firma de discos. De 19:00h. a 19:45h.

Miércoles 22 Febrero: Fnac Diagonal Mar, Barcelona. Acústico y firma de discos. De 19:00h. a 19:45h.

Jueves 23 Febrero: Fnac Plaza de España, Zaragoza. Acústico. De 19:00h. a 19:45h.

Jueves 8 Marzo: Fnac Sevilla. Acústico. De 19:00h. a 19:45h.

A partir del 2 de marzo comienza su gira por toda España en Burgos, en la sala Hangar.

Más información