Tentaciones

¿Han hecho The Roots el 'Sgt Pepper´s' del 'hip-hop'?

En diciembre asistimos en Nueva York a la presentación de 'Undun' el último y magistral disco de las estrellas del Sónar.

Eruditos del jazz y otros puretas. Grupos multi-raciales de adolescentes arrastrando sus pantalones. Brokers de Wall Street con las corbatas desanudadas. Treintañeras con vestidos apretados procedentes del Bronx. Varones judíos con kipás en su cabeza junto a hipsters de Williamsburgh. Todos ellos, juntos y revueltos un miércoles de diciembre de 2011 en un club de Nueva York para ver a The Roots una banda de hip hop de Filadelfia presentar su nuevo álbum Undun. Pocos pueden alardear de ello.

Sus argumentos musicales 20 años después de su debút discográfico son irrefutables. Y aumentan. Chuck D, de Public Enemy, lo tiene clarísimo: "Undun, de The Roots, será el Sgt Pepper´s de los discos de hip-hop", decía en su Twitter el 24 de noviembre.

Pero además han sido especialmente hábiles a la hora de buscar a un publico más amplio. Su movimiento más mediático ser, desde 2009, la banda del programa televisivo Late Night with Jimmy Fallon. De lunes a viernes, en prime-time y en abierto para todos los hogares estadounidenses. Aunque eso ha estado en el aire desde que, la noche del 21 noviembre, recibieron a una de las invitadas, la congresista republicana Michele Bachman, de una manera... peculiar que explicaremos más adelante.

Les lidera ?uestlove, pintoresco y virtuoso batería. Omnipresente en los saraos de la élite neoyorquina, recién metido a empresario con su servicio de catering Quest Loves Food o, en uno de sus últimos proyectos artísticos, de nombre Philly Paris Lockdown, reinterpretando música clásica de Satie, Debussy y Ravel junto a la cantante francesa Keren Ann.

?uestlove Love, a la izquierda, y Black Thought.
?uestlove Love, a la izquierda, y Black Thought.

Pero no todo es cuestión de colocarse bajo un foco. Ni mucho menos. The Roots han sabido aprovecharse de la purpurina sin renunciar a sus principios en un brillante y creíble ejercicio de funambulismo. Sin ir muy lejos, semanas atrás, apoyando públicamente al movimiento Occupy Wall Street. O su enésima salida de tono en el citado show de Jimmy Fallon, cuando recibieron a la republicana Michele Bachmann, miembro del Tea Party, congresista y aspirante a la candidatura de su partido a la presidencia, con una version en vivo de Lyin’ ass bitch, (hija de puta mentirosa) del grupo Fishbone. Y ya, para meternos de lleno en el tema, la publicación esta semana de Undun.

Décimo álbum de estudio de una banda que se reformula a cada paso y a la que aún no se le atisba techo creativo. Apenas 40 minutos para una obra conceptual a modo de tragedia griega y con citas a Malcolm X escrita desde el paradigma de ghetto afroamericano. Todo gira alrededor de uno de sus miles de jóvenes que lo habitan, el personaje ficticio de Redford Stephens, víctima de un destino pre-escrito ligado a la delicuencia. “Undun es la historia de ese chico que se convierte en un criminal, pero que no nació criminal”. Así resume este nuevo logro de The Roots una de las sobreimpresiones que abre el video de Tip The Scale, título de un tema del disco y una de las cuatro piezas audiovisuales rodadas en blanco y negro a lo The Wire que, de forma regresiva, ilustran el desenlace fatal del protagonista. Otra forma de contar el fondo y la intención de un álbum, que se extiende a una aplicación para iPhones y iPads con más videos, entrevistas con los que conocieron a Redford y las letras de un Black Thought, el mc de los de Philadelphia, en un estado sublime de forma.

Él y su inseparable ?uestlove cerraron el pasado miércoles la serie de tres veladas en la sala Highline Ballroom, en pleno barrio de Chelsea, para presentar Undun con todo el papel vendido días atrás. Sobre el escenario, ocho amigos supurando complicidad a los que se les iban sumando vocalistas de distintas escuelas, sacando un notable alto en la difícil tarea de escenificar una trayectoria tan llena de matices. Músicos sobresalientes que en directo sufren una metamorfosis en cada canción. Ahora son puro rap, luego una jam band de funk sin frenos, luego coquetean con el pop de cámara de Sufjan Stevens (otra de las sorpesas de undun), siguen con un duelo entre un superdotado vocalista de soul y los solos de guitarra del estrambótico Captain Kirk Douglas y terminan haciendo experimentos al ralentí de cuerdas y vientos. Todo en poco más de una hora y media. Con una puesta en escena de lo más espartana, sin invitados de relumbrón ni la necesidad de buscar el hit como via de catarsis, sólo rescatando cuatro temas pretéritos como el eterno Mellow My Man. No hay bises y el público, no se lo cuestiona.

“Thank you, God bless, good night” sopla escuetamente Black Thought por el micrófono como despedida. Punto y final a uno de esos extraños momentos en los que puretas, pandilleros, brokers, treintañeras, judíos y hipsters están totalmente de acuerdo.

The Roots, Tip The Scale.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50