Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El invierno del dibujante', de Paco Roca, y Jordi Longaron, premios del Salón del Cómic de Barcelona

La 29ª edición del certamen se clausura este domingo, 17 de abril

El invierno del dibujante, de Paco Roca (Astiberri), ha obtenido el galardón a la mejor obra y mejor guión de autor español en los premios de la 29 edición del Salón del Cómic de Barcelona, en el que el veterano ilustrador Jordi Longaron ha sido reconocido con el gran premio dotado con 6.000 euros.

En El invierno del dibujante, Roca hace una entrañable revisión de lo que era la vida de la editorial Bruguera, con la dictadura franquista como telón de fondo, y con la salida en 1957 de algunos de sus mejores "hombres" para fundar Tío Vivo, la revista en la que estos profesionales de los tebeos querían disponer de todo el control creativo de sus personajes, una aventura que acabó en fracaso.

Roca (Valencia, 1969), autor de la premiada Arrugas, obtiene un doble reconocimiento en este salón 2011 como dibujante y como guionista, lo que se traduce en 3.000 euros por cada uno de estos galardones.

Como acordó un jurado el pasado 30 de marzo, el gran premio del salón en reconocimiento a la Trayectoria Profesional recae en Jordi Longarón (Barcelona, 1933), historietista, pintor e ilustrador, conocido sobre todo desde los años setenta por sus westerns y sus tebeos bélicos, y por ser uno de los primeros españoles que trabajó para mercados internacionales.

Así, fue el primer autor que dibujó, entre 1970 y 1974, una tira de prensa para un diario de EEUU, en este caso el Chicago Tribune y sus dominicales a color (Friday Foster, con guiones de Jim Lawrence), una serie avanzada a su tiempo al dar el protagonismo a una joven de color, lo que provocó que algunos estados pusieran pegas para su publicación.

Los lectores españoles pudieron disfrutar de su trabajo gracias a los célebres cuadernos de Hazañas Bélicas -del mítico sello Toray- para los que realizó magníficas portadas que forman parte ya de la "memoria sentimental de varias generaciones", explican desde el salón.

Longaron también realizó numerosas contribuciones a otras publicaciones de la misma editorial (Hazañas del Oeste, El Pequeño Mosquetero o Serenata Extra) y aunque nunca abandonó la ilustración, con el tiempo se dedicó cada vez más a la pintura hasta convertirse en un reconocido paisajista.

Otros premios del salón han recaído en Juanjo Guarnido, como mejor dibujo de autor español por Blacksad 4. El infierno, el silencio (Norma) y David Sánchez, premio Josep Toutain al autor revelación, por su primer trabajo largo, Tú me has matado, ambos dotados con 3.000 euros.

Ya sin dotación económica, han sido reconocidos Los muertos vivientes (Planeta DeAgostini Cómics), la desasosegante serie de zombis de Robert Kirkman y Charlie Adlard como mejor obra extranjera publicada en España, y Madrid Cómics (Madrid) como mejor librería de cómic nacional.

María y yo, de Félix Fernández de Castro, ha obtenido el de mejor película basada en un cómic; Santiago García, el de divulgación del cómic; El naufraguito, el de mejor fanzine español; y "Dolmen", a la mejor revista de cómic (estas dos últimas con 1.200 euros de dotación económica).

Entre los premios populares, que concede el público, los ganadores han sido Miguel, 15 años en la calle (Glenat) de Miguel Fuster (mejor obra de autor español); Autobiografía no autorizada 3 (Diábolo Ediciones), de Nacho Casanova (Mejor dibujo de autor español); el joven zaragozano

Josema Carrasco (autor revelación); y Asterios Polyp (SinEntido), de David Mazzuchelli (Mejor obra extranjera publicada en España).

También han contado con el apoyo del público El gran Vázquez (mejor película basada en cómic); el bloguer zaragozano Juan Rojo (premio a la divulgación del cómic); Epilpsia (mejor fanzine español) y Malavida (mejor revista española).