Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los funerales laicos en Barcelona se incrementan en un 36% en el último año

Serveis Funeraris lanzará el próximo año una línea de financiación y un servicio digital para recordar a los difuntos

Aunque el rito cristiano sigue siendo el más solicitado en los funerales que se celebran en la capital catalana, cada vez hay menos crucifijos u otros símbolos religiosos en las salas de los tanatorios. El laicismo ha sido el sello del 10% de los funerales que se han celebrado hasta septiembre de este año en la ciudad, según cifras de Serveis Funeraris de Barcelona. Un aumento de casi el 36% con respecto al 2009.

La directora general de Serveis, Alicia Yúfera, ha explicado que la nueva realidad social de Barcelona ha generado cambios en los servicios que tienen que ofrecer. Con la inmigración, por ejemplo, se ha tenido que brindar nuevas alternativas para las personas que profesan otras religiones o que tienen otras costumbres funerarias. Tal es el caso de la comunidad china, en la que se da mucha relevancia a las flores y en muchas ocasiones, según Yufera, el gran número de coronas implica una logística especial. En el caso de los musulmanes o los judíos, son los familiares los que lavan al difunto, lo que obliga a habilitar lugares especiales para ellos.

Según datos del Servei, hasta septiembre de este año se han realizado unos 14.000 funerales, y por los cuatro tanatarios han pasado 1.400.000 personas. El próximo año, ha explicado Yúfera, se ofrecerán nuevos servicios, como el de financiación para las familias, una idea que aún se está madurando y que se ofrecerá posiblemente a través de entidades bancarias. Aunque Yufera recuerda que el 60% de los barceloneses tiene una póliza de deceso, la crisis se ha dejado notar en cuestiones no imprescindibles, como en el número de esquelas o las flores.

Otra de las novedades para el 2011 será la digitalización de los servicios que tienen que ver con la memoria del difunto. La Crónica de una vida es una iniciativa que buscará brindar una plataforma interactiva a los familiares y cercanos del muerto para que dejen online sus mensajes, canciones y recuerdos por un tiempo determinado por la familia, que también podrá editar y decidir sobre el contenido. Según Fernándo Sánchez Tulla, director de marketing de Serveis, el servicio complementará al existente Crónica de un Adiós, un pequeño folleto elaborado por periodistas que recogía en forma de noticia el relato del funeral y que cuesta 120 euros. Se espera que entre en funcionamiento a principios del próximo año.