El Juli sufre una cornada en Pamplona

El torero quiere hacer el paseíllo infiltrado.- El torero permaneció en el ruedo hasta dar muerte al animal

El Juli salió muy entregado en su último toro en la feria de San Fermín. En el primero de su lote de la corrida de Victoriano del Río, una de las ganaderías más cotizadas del momento, había cortado una oreja. El público pedía una más, pero no cedió el palco presidencial. Inconformista y con necesidad de corroborar su situación de primera figura del escalafón, el diestro fue todo entrega en el quinto toro.

El toro se paró y el matador quería trofeos a toda costa. Optó por el toreo de cercanías, el "arrimón" como se dice en el argot, una manera de torear, entre los pitones del toro que agrada mucho en Pamplona. Tan poco fue el sitio que dejó El Juli entre el toro, su cuerpo y el trapo que al animal solo le quedaba pasar por el engaño o prender al torero. Optó por la anatomía del diestro. Levantó sus pies del suelo y le dejó una cornada en un testículo. Una herida que, siendo bastante normal entre los toreros, no deja de provocar gestos de dolor en el público y molestias al matador.

Más información

A pesar de lo desagradable del percance el matador fulminó al toro de Victoriano del Río de una estocada y pasó a la enfermería, adonde su cuadrilla le llevó una oreja. Justo premio a su arrojo y pundonor, aunque cuando El Juli llegó a la enfermería, tenía la esperanza de que le hubieran concedido las dos orejas.

El diestro fue trasladado luego al hospital, donde, según ha informado su apoderado, el matador vallisoletano retirado Roberto Domínguez, ha sido operado bajo anestesia local y después ha recibido un relajante para poder coserle la herida. El Juli tenía rota la bolsa escrotal a la altura del testículo derecho. Un percance para muchos innecesario; para los más exigentes, propio de una figura responsable.

Este martes, a las once de la mañana, recibirá la visita de los médicos. Entonces El Juli podrá saber cuántos compromisos se perderá.

El Juli es volteado por el quinto toro de la tarde.
El Juli es volteado por el quinto toro de la tarde.LUIS AZANZA
El Juli ha continuado demostrando en Pamplona que ésta es su temporada, al firmar dos importantes faenas y cortar sendas orejas en Pamplona. En el festejo, debutaron la ganadería de Victoriano del Río, que lidió varios toros importantes, y Curro Díaz. El de Linares y Talavante, no tuvieron su tarde. <a href=" http://www.elpais.com/toros/feria-de-san-fermin/"><b>Vídeos de San Fermín</b></a>

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción