Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juicio contra Javier Krahe y el programa 'Lo + plus' por un vídeo en el que se "cocina a Cristo"

El cantautor realizó en 1978 un corto en el que explicaba "cómo cocinar un Cristo", que fue emitido en 2004

El cantautor Javier Krahe y la productora del programa Lo + plus afrontan un juicio por un "delito contra los sentimientos religiosos del art. 525.1" del Código Penal. Así lo explica el auto del juzgado de instrucción número 3 de Colmenar Viejo, que anuncia la apertura del juicio oral y el pago de fianzas de responsabilidad civil: 144.000 euros en el caso de la productora Monserrat Fernández Villa, 192.000 en el de Krahe. Estas cantidades podrán ser depositadas o avaladas con posesiones. Por teléfono, el compositor muestra su perplejidad por lo ocurrido. "Quiero dejar claro que no tengo que abonar ningún dinero. Esas cifras de las que se hablan son las multas que me piden, pero primero me tienen que condenar, cosa que mi abogado cree improbable. De momento, yo me declaro solvente, no tengo que pagar nada. El juicio todavía no tiene fecha", explica.

Ocurrió en 2004, en el programa Lo + plus, durante la entrevista con este cantautor madrileño, que formó parte de La Mandrágora , junto a Joaquín Sabina y Alberto Pérez. En este encuentro se emitieron unas imágenes de un corto realizado en 1978, extraído de 10 comentarios, obra de Krahe y Enrique Seseña, en la que se muestra "cómo cocinar un Cristo". Se puede ver en Youtube . "Calcúlese un Cristo, ya macilento, para cada dos personas", explica una voz en off, mientras se saca un crucifijo de la nevera, se deja a un lado la cruz y se deposita la figura de yeso en una fuente. "Los estigmas pueden echarse con tocino" y "se desencostra con agua fría", sigue la receta. Tras untar con mantequilla, "se deja en el horno tres días, al cabo de los cuales sale completamente solo".

"Yo no he hecho nada, no emití las imágenes ni he intentado difundirlas. En la película que me hicieron Esto no es la vida privada de Javier Krahe [en las que aparece el vídeo], yo sólo sabía que me iban a grabar, pero no tenía control sobre los contenidos", comenta el artista. "Este caso ya se archivó, pero un juez de la Audiencia pidió que se desarchivara. Es una fijación que tiene contra mí una serie de personas".

La acusación parte de una querella del Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro que, según su web, "tiene como fines la defensa de la dignidad de la persona, de la familia y de los derechos humanos". Con las fianzas, se pretende asegurar que los acusados puedan responder a las cantidades solicitadas por este centro, que consisten en una multa de doce meses con una cuota diaria de 400 euros para Krahe y otra multa con la misma cuota y de nueve meses para Fernández Villa.

Duras críticas

La idea surgió "antes de haber Constitución", explica el propio artista. "Un amigo me lo pidió para el festival de Cádiz, creo que en 1978, o incluso un año antes. No pasó la censura". Estas imágenes le costaron en 2004 muchas críticas, cuando fueron emitidas durante la entrevista. "No sabe lo que me han llegado a decir. Argumentan que les he ofendido, pero ellos me ofenden todos lo días".

Krahe no quiere entrar en polemicas sobre la libertad de expresión. "Es algo más sencillo que todo eso: yo no he difundido el vídeo". Aún así, no renuncia a la crítica: "Han pedido la pena máxima. Para los que entienden la religión asi, se ve que su Dios necesita dinero. En su caso, las ofensas se lavan pagando".