Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vuelta a Mozart

Musika-Música celebrará en 2011 su décima edición con la música del compositor austriaco.- El programa será diferente a Nantes

Musika-Música arrancó en Bilbao en 2002 con un programa dedicado a Mozart y Haydn, siguiendo la fórmula que con gran éxito se experimentaba en Nantes con el festival La Folle Journée desde 1995. La clave estaba en ofrecer música clásica a precios bajos para atraer a un público masivo con conciertos de no más de 45 minutos que se ofrecían simultáneamente en distintas salas de un mismo palacio de congresos. La Fundación Bilbao 700 organizaba Musika-Música en colaboración directa con el director de La Folle Journée, el promotor francés René Martin. Cada año se repetía en Bilbao el tema central que se elegía en Nantes y muchos de los artistas hacían doblete en los dos festivales. Hasta este año. En 2011 Musika-Música se separará de Nantes y para celebrar su décimo aniversario organizará el festival en torno a Mozart, como en su primera edición.

"No hay divorcio con La Folle Journée", dice la directora de Bilbao 700

La organización cree que con los postrománticos el festival perdería público

La directora de Bilbao 700, Begoña Salinas, asegura que no hay divorcio con La Folle Journée, que en 2011 prevé centrar su festival en el periodo del postromanticismo, comenzando con Brahms y avanzando hacia el siglo XX con la música de Berg, Schönberg, Hindemit, Brückner, Strauss y Mahler. "Nos despegamos de Nantes porque Musika-Música es un acontecimiento con una gran carga educativa", explica. "Todavía mucha gente no se acerca distendidamente a la música clásica. No podemos dar un salto en el vacío y presentar unos conciertos con las canciones de Brahms o la música de cámara de Strauss de su última época, muy difícil para el gran público". Con la música de Mahler se suman complicaciones presupuestarias. "Las grandes orquestas que tocan a Mahler están muy solicitadas en Japón y Estados Unidos. Son grandes formaciones y viajes muy largos. ¿Qué presupuesto lo puede soportar?", se pregunta Salinas. Las cuentas de Bilbao, desde luego, no. El millón de euros con que ha contado Bilbao 700 para el Musika-Música, con el único apoyo del Ayuntamiento de Bilbao después de la retirada de la Diputación de Vizcaya, obligan a contener el gasto y no poner en riesgo los ingresos por venta de entradas.

Salinas cree que empecinarse en mantener el modelo de Nantes le haría perder buena parte de los 30.000 asistentes que tuvo este año. La salida ha sido cambiar el programa de 2011: Mozart, una apuesta segura para atraer al público, en lugar de los compositores del postromanticismo. Y de paso hacer un guiño a la historia del festival repitiendo en la celebración del décimo aniversario la música del compositor que protagonizó el primero.

Musika-Música no irá solo en 2011. El festival que La Folle Journée ha exportado este año por vez primera a Varsovia será su aliado en las contrataciones, bajo el asesoramiento de Martin, una garantía para contratar a buenos precios.