Soborno y sexo ilícito en lo nuevo de Donna Leon

'Babelia' avanza el último caso del comisario Brunetti, 'Cuestión de fe' (Seix Barral)

El caso número 18 del comisario Brunetti acaba de empezar. En medio de una investigación sobre unos falsos adivinos, aparece asesinado un funcionario del Tribunal de Justicia de Venecia, cuyo rastro está plagado de corrupción, sangre y sexo ilícito. Así es el último Donna Leon, uno de los escritores de novela policiaca contemporánea más leídos en todo el mundo. Cuestión de fe (Seix Barral) es el título de esta nueva investigación de Brunetti, cuyo primer capítulo avanza hoy Babelia en la edición digital de EL PAÍS.

Traducida a casi 30 idiomas, Donna Leon (Nueva Jersey, 1942) vive en Italia, donde sitúa sus novelas, especialmente en Venecia, donde ha fijado su residencia desde los años noventa (Muerte en La Fenice, Vestido para la muerte, Aqcua alta, Mientras dormían, Malas artes o Líbranos del bien). Sus miles de seguidores españoles encontrarán en esta Cuestión de fe, que se pone a la venta mañana, la manera en que la autora estadounidense desenmascara el mundo del esoterismo y la adivinación; los ardides utilizados para embaucar a la gente aprovechándose de su desesperación o ingenuidad. Es en ese momento cuando la novela toma un rumbo inesperado al aparecer el cadáver de un ujier del Tribunal veneciano que empujará al ya legendario Brunetti por terrenos turbios y malsanos.

Más información
Primer capítulo de 'Cuestión de fe' de Donna Leon

Una aventura policiaca que puede empezar a leer en este periódico con el avance del primer capítulo, cuyo comienzo dice: "Cuando el inspecttore Vianello entró en el despacho, Brunetti casi había consumido la fuerza de voluntad que lo mantenía sentado ante su mesa. Había leído un informe sobre narcotráfico en el Veneto, informe en el que no se hacía mención a Venecia; había leído otro informe con la propuesta de traslado de dos nuevos agentes a la Squadra Mobile, antes de advertir que...".

SEIX BARRAL
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS