Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La asociación de directores de museos ve "gravísima" la censura de fotos en el Muvim

La organización denuncia la "intromisión inaceptable de los políticos" en la gestión del museo y respalda el trabajo del ex director.-Unas 500 personas se concentran en apoyo de De la Calle y por la libertad de expresión

La Asociación de Directores de Arte Contemporáneo de España (ADACE) ha calificado hoy de "intromisión inaceptable de los responsables políticos" la censura de la exposición Fragments d'un any 2009 de la Unió de Periodistes Valencians en el Museu Valencià de la Il.lustració i la Modernitat (Muvim), que ha provocado la dimisión de su director, Romà de la Calle, en protesta por la retirada de 10 fotografías políticas, la mayoría relacionadas con el caso Gürtel y publicadas en diferentes medios. En un comunicado, la asociación, que reúne a 31 directores de los museos públicos y centros de arte contemporáneo más importantes de España, ha alertado de la "enorme y creciente preocupación" en el sector de artes visuales de la Comunidad Valenciana por "el retroceso en la gestión democrática y en la profesionalización de las instituciones públicas culturales".

"Esta semana ha ocurrido un hecho gravísimo de censura en el Muvim, que supone una intromisión inaceptable de los responsables políticos en la gestión de un museo perteneciente a la Diputación de Valencia y que ha provocado la dimisión de su director, Romà de la Calle, quien al frente del museo en los últimos seis años lo había convertido en un referente ciudadano", señalan los directores de museos. ADACE destaca que "mientras la vida de un buen número de instituciones artísticas de comunidades como Madrid, Galicia, Castilla-León, Cataluña o más recientemente Andalucía, han iniciado un proceso de normalización tras la aprobación por parte del sector artístico y del Ministerio de Cultura del documento de Buenas Prácticas, la Comunidad Valenciana parece ignorarlo". Es más, los dirigentes valencianos del PP "han provocado la dimisión del director de un museo al vulnerar el derecho a la libertad de expresión y la necesaria independencia y autonomía de criterio con la que un profesional al frente de una institución artística debe contar".

"A esto se añade la pérdida de prestigio y presencia de instituciones artísticas como el IVAM, en otro tiempo referente nacional e internacional, y que en la actualidad está regida por personas ajenas al mundo del arte que no han sabido potenciar la institución, o el vacío en la dirección del Museo de Bellas Artes", agrega el comunicado.

ADACE se solidariza con De la Calle y "todo el equipo del Muvim", y exige a los responsables políticos valencianos que asuman "las recomendaciones del documento de Buenas Prácticas" para "evitar futuras injerencias políticas en las instituciones artísticas".

Las muestras de apoyo a De la Calle y de rechazo a la actitud de la Diputación de Valencia, presidida por Alfonso Rus, del PP, han continuado hoy. A última hora de la tarde, cerca de 500 personas se han concentrado ante la Diputación para protestar de nuevo por la censura ejercida por la institución. Como ayer, cuando centenares de personas se manifestaron ante la sede del Muvim, su ex director ha acudido para agradecer el apoyo y defender, como los congregados, la libertad de expresión. Los asistentes han encendido 91 velas contra la censura que representan el total de imágenes de la exposición de la Unió de Periodistas Valencians, que ultima la reinauguración de la muestra completa mañana a las 12.00 en la galería Tomàs March de Valencia.

Además de ADACE, se ha sumado a las críticas la Junta de Gobierno de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de Valencia, que ha expresado "su más profundo desagrado por la actuación emanada de las esferas políticas cuestionando los contenidos de una exposición ya inaugurada". La Academia "respalda unánimemente" las actuaciones de De la Calle y "deplora" que su rechazo de la censura impuesta por la Diputación de Valencia, titular del museo, haya provocado su dimisión. La Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV) también ha expresado su "total solidaridad" con el ex director del museo, del que afirma que "ha sido clave para la excelente andadura que ha desarrollado el Muvim". Además, critica que "cuestiones externas a su gestión, inaceptables en cualquier caso al estar relacionadas con la censura, y por tanto, contrarias a la libertad de expresión, hayan acabado con la dirección desempeñada por Romà de la Calle".

Por su parte, la Asociación Española de Críticos de Arte (AECA) ha manifestado su respaldo "total" a De la Calle, que es miembro de la entidad, y ha resaltado que su "trayectoria profesional como hombre de la cultura y en concreto de la crítica de arte, ha sido absolutamente ejemplar". El asunto ha provocado, asimismo, la reacción de la junta de personal y del comité de empresa de la Diputación de Valencia, que han advertido que no tolerarán "ningún tipo de represalia directa o indirecta" hacia los trabajadores del Muvim. Su comunicado achaca directamente al equipo de gobierno de la Diputación, presidida por Alfonso Rus (PP), la censura de la exposición y denuncia que supone "un ataque a la libertad de expresión y a la democracia".

Frente al aluvión de críticas, la consejera de Justicia y Administraciones Públicas y portavoz del Gobierno valenciano, Paula Sánchez de León, ha considerado que el asunto "zanjado" y que el Consell "no tiene nada que decir".