Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía baraja el homicidio como causa de la muerte de Jackson

La otra hipótesis principal es la sobredosis.- Un documento de 2004 que cita la CNN asegura que el cantante tomaba cada noche más de diez pastillas de un fármaco para calmar la ansiedad

Tras 15 días de investigación, los agentes de policía que investigan la muerte de Michael Jackson, ocurrida el pasado 25 de junio, barajan principalmente dos hipótesis: homicidio o sobredosis. Así lo ha asegurado el jefe de la policía de Los Ángeles, William Bratton, a la cadena CNN . Serán los resultados toxicológicos de la autopsia del rey del pop -que se conocerán en las próximas dos o tres semanas- los que determinarán la causa exacta de la muerte. No obstante, los forenses contratados por la familia para un segundo análisis podrían hacer público éste en menos tiempo.

"Una vez tengamos los datos toxicológicos del examen del cuerpo, podremos saber ante qué estamos, si ante un homicidio o una sobredosis accidental", ha dicho Bratton.

Según ha trascendido a la prensa, la policía de Los Angeles ha enviado citaciones a los doctores que trataron al artista a lo largo de su vida para reconstruir su historial médico con el fin de conocer su estado de salud antes de su fallecimiento.

La familia del cantante asume que las pesquisas podrían derivar en la apertura de una investigación criminal. "No puedo creer lo que le ha pasado a Michael. Creo que hubo un delito, lo creo, sí", ha dicho el padre de la estrella, Joseph Jackson, en declaraciones a la cadena ABC.

La CNN informa este viernes, citando un documento confidencial de 2004 al que ha tenido acceso, que Michael Jackson tomaba cada noche más de 10 pastillas del fármaco Xanax, indicado para tratar la ansiedad y los ataques de pánico. De acuerdo con este informe, Jackson pedía a sus empleados que lograran prescripciones de medicinas para conciliar el sueño utilizando sus propios nombres y hasta llegaron a viajar personalmente a otros Estados para conseguirlas.

Se trata de un documento de la oficina del sheriff de Santa Barbara (California) que contiene entrevistas a dos de los antiguos guardias de seguridad de Jackson realizadas en 2004, poco antes del juicio que enfrentó la estrella por presuntos abusos sexuales a menores en 2005.