Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¡Viva el exceso!

Madrid acoge el viernes 27 'La noche de los teatros', una oportunidad para disfrutar de multitud de espectáculos en las calles y las salas de la capital

¡Viva el exceso!

La noche de los teatros nació hace muy poco, tan sólo tres años, y a pesar de ello ya se ha consolidado como una actividad incorporada a la vida cultural de Madrid. Y ello sin que hayan transcurrido los consabidos cinco años de rubicón que se suelen esperar-pedir para que algo se convierta en marca.

El acierto no sólo estriba en que la mayoría de los actos sucedan de noche, algo que tanto gusta a los habitantes de Madrid cuya fama de noctívagos no es casual. Ni en que los teatros de la ciudad se hayan sumado a la juerga dejando sus precios de taquilla mucho más accesibles. Ni en que los actores compartan con todos los espectadores de los cinco continentes un mensaje que a nivel mundial lanza el Instituto Internacional del Teatro a través de la palabra de un creador escénico, en el que se habla de las bondades del teatro para la sociedad, sea ésta cual sea. Para muchos lo más importante es que con motivo de este evento se da voz y espacio a muchas gentes y creadores a los que les es difícil llegar a sus espectadores y también el hecho de que muchas salas se abren para abordar propuestas en torno al teatro a las que no tenemos acceso habitualmente y, a veces, ni siquiera excepcionalmente.

Esas inusuales experiencias teatrales son las que de pronto se convierten en protagonistas de la noche, dejando a las primeras estrellas del teatro por una noche, en actores de reparto. Lo cual está muy bien. Y encima con el atractivo añadido de que todas esas actividades son gratuitas y de entrada libre hasta completar aforo, exceptuando el Círculo de Bellas Artes (1 euro), la Filmoteca (2,5 euros) y La Casa Encendida (2 euros). Entre otras muchas propuestas llaman la atención la lectura dramatizada de Hijos de Hybris de Jerónimo López Mozo, a cargo del grupo de teatro La Cacharrería. Será en el Ateneo, donde además habrá también café-teatro. Para los amantes de lo exótico Casa Asia se adentra en algo tan excepcional como es el Teatro Kabuki, que junto al Nô, conforma el género teatral japonés de mayor importancia, con un programa de marionetas, conferencia, actuación y proyección de documentales sobre el tema.

En el Centro Cultural Julio Cortázar tenemos una interesante propuesta dirigida por José Ramón Fernández puesta en pie con textos de jóvenes autores. Se trata de La destrucción de Sodoma, cuya interpretación corre a cargo de alumnos de la Real Escuela Superior de Arte Dramático, Escuela Municipal, Laboratorio de William Layton, Asura y Acción Escena.

Para los que se encuentren con ganas de una propuesta de mayor calado intelectual nada mejor que ir a escuchar el pregón del dramaturgo Francisco Nieva, o acudir al Centro Ruso de Cooperación Cultural y Científica-Teatro de Cámara donde habrá un encuentro con el director del Teatro de Cámara Chèjov, Ángel Gutiérrez que hablará de El teatro que me enseñaron en Rusia. También los Teatros del Canal abren sus puertas con diversas propuestas y en lo referente a lo que ahora proponemos tenemos la conferencia Cuatro miradas sobre la escena europea en la que intervendrán: Albert Boadella (Director Artístico de los Teatros del Canal); Mateo Feijóo (Director Artístico del Teatro de La Laboral de Gijón); Maurici Farré (Dramaturgo Jefe de la Volksbühne); y Sergio Escobar (Director del Teatro del Piccolo de Milán).

Para los disfrutones con las exposiciones hay dos en torno al teatro. Una en el Complejo El Águila llamada La Noche de Miguel de Molina. Arte y provocación en torno al famoso cantante y cupletista y otra en el Círculo de Bellas Artes bajo el nombre de Pablo Ruiz Picasso. El deseo atrapado por la cola sobre la obra homónima escrita por Picasso, su único texto dramático cuyo estreno (una lectura dramatizada en casa de los hermanos Leiris) tuvo a Albert Camus como director, mientras Simone de Beauvoir, Dora Maar y Jean Paul Sartre, entre otros, representaron distintos papeles.

Los amantes de la danza pueden acudir al Centro Cultural Moncloa-Distrito 9 donde se ofrece Solo de Noche con grandes bailarines como Daniel Abreu, Chevi Muraday, Najarro, Carlos Chamorro, Daniela Merlo y Selena Muñoz.

Y tampoco hay que olvidar que en el Reina Sofía hay Solo de danza de la coreógrafa y bailarina croata Selma Banich: una obra estrenada en la temporada 2007/2008 en el Teatro&td y la Semana de Danza Contemporánea de Zagreb que se organizaanualmente.

En la Filmoteca Nacional-Cine Doré hay un programa triple en torno al teatro con la proyección de Las leandras; Sleuth (La huella) de Kenneth Branagh y 'Phaedra de Jules Dassin (Fedra, 1961).

Y para los marchosos hay Una noche de libertad escénica en espacios urbanos que se podrá disfrutar en la calle Bravo Murillo hasta Fuencarral. Entre otras cosas una Cabalgata Barroca de Teatro por Morboria Teatro y además 20 espectáculos en seis escenarios distribuidos a lo largo de un tramo de la calle, entre las estaciones de Quevedo y Bilbao. Son piezas breves simultaneadas de entre 10 y 15 minutos de duración con diversas actuaciones de interacción con el público. Y para los nocturnos de verdad no hay más que seguir la noche en vivo en muchas salas. En cualquier caso recomendamos efusivamente echar una ojeada al programa, porque la oferta es mucha y variada.