Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Egipto muestra la segunda barca solar de Keops

Un equipo de investigadores japoneses ha introducido una microcámara en el yacimiento donde, todavía enterrados, se encuentran los restos de una embarcación de 4.500 años de antigüedad

Varios listones de madera alineados en el interior de un cubículo de piedra de 20 metros de longitud. Una imagen de vídeo no demasiado nítida, pero suficiente para que Zahi Hawas, secretario general del Consejo General de Antigüedades de Egipto, haya mostrado al mundo "por primera vez" un yacimiento arqueológico sobre el que no ha intervenido el hombre: los restos de la segunda barca solar de Keops.

La barca fue descubierta en 1957 junto a la Gran Pirámide de Giza, la tumba del rey Jufu (Keops, en griego). Aunque al principio se pensó que se trataba de una embarcación funeraria sin más, unas fotografías tomadas por la revista National Geografic en 1987 mostraron similitudes con una barca solar descubierta anteriormente, a pocos metros del lugar, que actualmente se expone en el Museo del Barco, donde ahora se ha instalado la pantalla.

Las barcas solares tenían un carácter simbólico y se creía que los faraones las empleaban después de su muerte para atravesar el Nilo y para viajar por el más allá acompañados del dios del sol, Ra.

Investigación japonesa

Los restos tienen más de 4.500 años, según ha explicado Hawas, y se encuentran en un delicado estado de conservación. Con la introducción de una microcámara en el yacimiento, los investigadores japoneses que dirigen el proyecto han podido comprobar, entre otras cosas, que existen insectos en su interior, por lo que la madera se está deteriorando rápidamente.

El siguiente paso, según ha explicado Sakuji Yoshimura, de la universidad de Waseda (Japón), será desenterrar los restos y ensamblarlos para reconstruir la barca. Si el proyecto culmina con éxito, la embarcación se expondrá en el futuro Nuevo Museo Egipcio, que las autoridades del país esperan inaugurar en la explanada de Giza (a 20 kilómetros de El Cairo) en 2013.

De momento, los turistas que lleguen a la meseta que alberga las pirámides más famosas de Egipto deberán conformarse con ver las imágenes de la segunda barca solar en vídeo. Aunque esta mañana, tras una nueva presentación a bombo y platillo ante los medios, el lugar se ha cerrado al público.