Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Washington inaugura un templo a la noticia

El 'Newseum' abre sus puertas este jueves para hacer un recorrido por la historia de la prensa

Desde hace algunos años la noticia buscaba un refugio no perecedero, lejos de las páginas de los diarios, que le proveían un albergue temporal y frágil al paso del tiempo y la memoria. Ahora la información periodística ha encontrado una catedral de 76.000 metros cuadrados en el corazón de Washington, en Estados Unidos. El Museo de la Noticia, el Newseum abre sus puertas el próximo jueves con miles de fotografías históricas, cientos de horas de vídeo, 14 galerías, 15 aulas y dos estudios de televisión. El periodismo ha encontrado un templo que documenta desde su nacimiento hasta la era digital.

"El Newseum es un museo que muestra la importancia de la información y la prensa libre en una sociedad libre" explica Joe Urschel, el director de la pinacoteca, que ha visto retrasada su inauguración en diversas ocasiones. Ahora por fin, diez años después del comienzo de las obras y tras un gasto de 450 millones de dólares (286 millones de euros), Al Neuharth, el fundador del mayor diario americano, el USA Today ha visto concluido su sueño, que comenzó a construir gracias a su ONG Freedom Foundation, que lucha por la libertad mediática.

Situado en la Avenida Pennsylvania, muy cerca de la Casa Blanca y el Capitolio, el edificio muestra, esculpidas en su fachada de mármol, 45 palabras de la primera enmienda de la Constitución americana, que recuerdan al Congreso estadounidense que no debe pasar leyes que "no respeten la libertad de expresión".

El edificio cuenta con miles de fetiches de la información. Una galería presenta 350 primeras páginas históricas. Entre ellas, la del Baltimore News Post del 1 de septiembre de 1939, en la que anunciaba la Segunda Guerra Mundial con el titular "Hitler ataca a los polacos".

Otra de las salas está dedicada al evento noticioso más importante de las últimas décadas: el 11-S. En el corazón de esa galería se puede ver la antena parabólica que coronaba uno de los edificios del World Trade Center, además cientos de imágenes y un vídeo especial de aquella fatídica mañana.

También hay cientos de recuerdos expuestos, entre ellos la acreditación de Ernest Hemingway como corresponsal de guerra en Europa en 1944; una camioneta con cientos de disparos, usada por la revista Time en Sarajevo; y el jersey rojo con el que la mítica corresponsal de la Casa Blanca, Helen Thomas, usaba para atraer la atención de los presidentes en las conferencias de prensa.

Los encargados del Newseum aseguran que es el museo más interactivo del mundo. Para ello hay innovadores juegos interactivos en los que los visitantes pueden hacer de reportero frente a la cámara, editar sus intervenciones y guardarlas en vídeo.