Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid se mira en la gran pantalla

Una muestra fotográfica recorre la historia de la capital a través de los largometrajes rodados en sus calles

Decenas de carteles, tres documentales y una extensa colección de más de 200 fotografías forman el núcleo de la exposición Así es Madrid... en el cine que muestra, a través de la mirada de varios realizadores, cómo la ciudad ha ido pasando en el último siglo de pueblo grande a urbe cosmopolita.

Así es Madrid... en el cine, que toma su título de un filme homónimo de 1957 y que estará en el Espacio II del Museo de Arte Contemporáneo hasta el 11 de marzo, analiza así en profundidad el modo en el que la ciudad ha sido representada en el celuloide desde 1918 hasta hoy, en unas ocasiones como simple escenario y, en otras muchas, como un auténtico personaje más de las cintas.

"A mi siempre me ha interesado más la parte de la periferia madrileña, ese pulpo alrededor del centro, que zonas míticas como Sol o Castellana", ha afirmado Carlos Saura en la presentación de la muestra, en la que incluye el cartel de varios de sus filmes, como Los Golfos (1960) y fotografías del rodaje de Deprisa, deprisa (1981) y Taxi (1996).

El cineasta, nacido en Huesca pero cuya vida ha transcurrido casi íntegramente en Madrid, alentó a los directores más jóvenes a mostrar su ciudad como él y su generación mostraron la suya, porque, según aseguró "esta tan viva y ha cambiado tanto que yo ya no sé qué es Madrid".

Por su parte, la directora de la Academia, Angeles González-Sinde, ha recordado el valor de la cultura como testimonio e identidad "en un tiempo en el que se contrapone al beneficio económico" y ha subrayado la importancia de la exposición, ya que ofrece no sólo un retrato de la ciudad, sino también "del modo de vivir de los que nos precedieron y la repetición de los mismos conflictos.

González-Sinde ha añadido que su hija de nueve años se está aficionando al cine español de los años 50 y 60 gracias a que vieron juntas Un millón en la basura (1967), en la que intervenía Julia Gutiérrez Caba, también presente en la inauguración.

El director de la muestra, Eduardo Alaminos, ha resaltado la "lectura sentimental y nostálgica" que se propone al mostrar esta selección de las 300 películas que han sido rodadas en las calles madrileñas y ha instado a poner especial atención a la "evolución que se ve en gestos, arquitectura y costumbres".

Además, Alaminos ha agradecido a Antonio García Rayo la cesión de su colección privada a la muestra y la colaboración de Enrique Cerezo, cuya productora ha cedido muchas de las secuencias mostrada.

La exposición muestra carteles y fotografías de filmes tan diversos como De Madrid al cielo (1952), Fulano y Mengano (1959), El cochecito (1960), Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, Sesión Continua (1986), El Lute (1987), La estanquera de Vallecas (1987),El día de la Bestia (1995), Historia del Kronen (1995) o El Bola (2000).

A su vez, propone tres proyecciones: el documental Puerta del Sol (1968-2007), de Luis Aguirre; el filme Esencia de Verbena (1930), de Ernesto Jiménez Caballero, y un montaje audiovisual con secuencias de varias películas que han marcado un hito en la historia del cine madrileño.