Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La luz holandesa brilla en la Gran Manzana

Rembrandt, Vermeer y Hals encabezan la muestra con la que el Metropolitan Museum of Art de Nueva York expone por primera vez todo su fondo de pinturas de los Países Bajos

Un autorretrato de Rembrandt de 1660 mira al observador con ojos cansados. El mayor pintor de la historia de los Países Bajos había perdido la ocasión de convertirse en el gran retratista de cámara de la casa real holandesa, pero no dejó de testimoniar la evolución de su rostro. Como había hecho desde las primeras pinceladas con que captó su mirada ingenua siendo un adolescente, Rembrandt Harmenszoon van Rijn (1606-1669) no dejó de perfilar su voluminosa nariz, sus ojos porcinos y su cabello enmarañado. Su habilidad para retratar la cotidianidad alejado de cualquier idealización le ha consagrado con el tiempo como uno de los grandes maestros de la historia.

Esa estampa de mediados del siglo XVII es una de las grandes telas que presiden la muestra Age of Rembrandt, con la que el Metropolitan Museum of Art de Nueva York expone por primera vez todo su fondo de pintura holandesa: son 228 telas, la mayoría del siglo XVII, que están consideradas como la mejor colección de pintura holandesa fuera de Europa. La muestra se abre el próximo martes 18 de septiembre y se podrá visitar hasta el 6 de enero de 2008. Se expondrán, por ejemplo, 20 telas de Rembrandt, entre las que sobresalen la célebre Aristóteles con busto de Homero y el mencionado Autorretrato de 1660.

La destreza los grandes maestros holandeses para captar las naturalidad de las escenas cotidianas brilla también en la obra Johannes Vermeer (1632-1675), de quien se exponen 35 obras, entre las que destaca Joven con jarra de agua, y en la de Frans Hals (1580-1666), uno de los pioneros de la Edad Dorada en el arte de los Países Bajos, de quien se podrán contemplar 11 pinturas. La muestra se completa con una selección de paisajistas, entre los que se cuenta Jacob van Ruisdael, Meindert Hobbema, Aelbert Cuyp, entre otros, junto a escenas de género, bodegones, marinas, retratos y temas históricos y bíblicos.