Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosa Regás asegura que ya saben quién robó los documentos de la Biblioteca Nacional

Regás señala a un investigador avalado por el embajador español en Argentina, y este lo desmiente

La ex directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regàs, ha asegurado hoy que ya saben quién se llevó los documentos desaparecidos de la Biblioteca Nacional puesto que tienen "muchos indicios" que señalan a esa persona, aunque cree que ésta "ya habrá huido". Según la escritora, el autor de los robos es un investigador avalado por el embajador español en Buenos Aires. El embajador español en Argentina, ha desmentido este extremo.

En declaraciones a Catalunya Radio, Regás ha cargado contra el ministro de Cultura, César Antonio Molina, a quien presentó su dimisión anteayer al comprobar que no contaba con su confianza. Según ha explicado, el ministro obligó ayer a la dirección de la Biblioteca Nacional a dar "otra rueda de prensa" sobre los robos acaecidos en el centro, "contraviniendo las órdenes de la Guardia Civil", que previamente había pedido "por favor que no diésemos más noticias del robo a la prensa".

El embajador de España en Argentina, Rafael Estrella, ha negado hoy rotundamente haber avalado a nadie para la obtención de un carné de investigador de la Biblioteca Nacional española.

"Se lo digo con absoluta rotundidad: yo no he avalado a ninguna persona para que obtuviera un carné de investigador de la Biblioteca", ha declarado a Efe el Embajador Estrella."Tampoco lo han avalado ninguno de los consejeros de esta Embajada; lo se porque he hecho personalmente la averiguación", añadió.

La ex directora de la Biblioteca Nacional ha hecho estas declaraciones apenas unas horas después de que se descubriera que otras cuatro obras de los siglos XVI y XVII a las que sólo tienen acceso investigadores acreditados habían sufrido daños. El pasado viernes, se denunció el robo de dos mapamundis de 1482 de la sala Cervantes de la Biblioteca.

Por su parte, Molina, que hoy ha comparecido en el Congreso, ha considerado "sano" que, "ante los hechos ocurridos en la Biblioteca Nacional", los directores generales "asuman sus responsabilidades". Además, ha añadido que con la dimisión de Regás, el plan de modernización que prevé aplicar a esa institución comenzará "con más celeridad". El ministro ha anunciado un Plan de Modernización de Instituciones Culturales "de gran relevancia", que afectará a la Biblioteca Nacional y al Museo Reina Sofía, entre otros organismos, y confía en que dicho plan va a suponer "un nuevo impulso" para esas dos instituciones.

Nuevos expolios

En el nuevo caso, la biblioteca ha detectado hojas arrancadas en cuatro ejemplares de obras de los siglos XVI y XVII, de los cuales existen otras copias en esta institución y en otras bibliotecas del país. Tras conocer el robo de los mapamundis, la Biblioteca Nacional inició una revisión a fondo de los ejemplares servidos a los usuarios en la Sala Cervantes en los últimos años, "siguiendo las instrucciones del Grupo de Patrimonio Histórico de la Guardia Civil", lo que permitió ayer detectar la falta de esas hojas

De la Sala Cervantes, a la que sólo pueden acceder personas con el carné de investigador, fueron sustraídos dos mapamundis de sendos ejemplares de la edición incunable de 1482 de la obra de Ptolomeo Cosmografía, cuya desaparición fue detectada en una revisión rutinaria y hecha pública el viernes.

La Biblioteca Nacional ha estado también de actualidad estos días por la dimisión de su directora, la escritora Rosa Regás, que ha justificado esta mañana su decisión en la falta de confianza del actual ministro de Cultura. Según ella, se entrevistó con César Antonio Molina el pasado viernes y éste le reprochó que "no había hecho nada" durante su gestión de más de tres años al frente de la Biblioteca Nacional.

La ex directora de la Biblioteca Nacional ha añadido que Molina no quiso escuchar las explicaciones sobre el robo, reprochándole su carácter fuerte y colérico. Además, ha dicho que le consta que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no comparte la opinión de Molina sobre su labor al frente de la institución.