Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La desconocida venganza tras los personajes de James Bond

El escritor británico Ian Fleming utilizó a sus enemigos personales para dar nombre a quienes se enfrentaban con el agente secreto 007

El escritor británico Ian Fleming, creador de James Bond, utilizó a sus enemigos personales para dar nombre a los que se enfrentaban con el agente secreto 007, toda una venganza fría que persigue a los familiares de aquellos malvados personajes.

"Mi abuelo murió hace 14 o 15 años y nunca tuve tiempo para preguntarle por qué se llevaba mal con Fleming", ha comentado David Scaramanga, quien se ha dado a conocer como el nieto del inspirador del malo, malísimo Francisco Paco Scaramanga en la novela El hombre de la pistola de oro" (1965).

David Scaramanga, quien regenta una empresas de taxis en la localidad inglesa de Bath, sabe mejor que nadie lo que es haber heredado por vía directa las antipatías del autor de uno de los personajes literarios más populares. "Cada vez que se entera de mi apellido, la gente se acuerda de el personaje de Scaramanga y a menudo pregunta. Pero yo ya me río de ello", ha explicado el taxista, quien se enorgullece de compartir el apellido de un enemigo de Bond, cualquiera que fuese la razón que lo motivara.

Scaramanga, también conocido como Paco o el Pistolas, fue interpretado en 1974 en la versión cinematográfica de la novela por el británico Christopher Lee, quien dio vida a un asesino a sueldo de padre cubano y relacionado con el mundo del circo. El verdadero Scaramanga y Fleming (1908-1964) coincidieron en el colegio Eton, uno de los más elitistas y reconocidos del Reino Unido y donde, según varias biografías, el escritor no llegó a encajar, tanto que, al parecer, fue expulsado.

De esa etapa se supone que Fleming sacó inspiración para algún que otro personaje perverso de sus novelas, como el calvo malvado Ernst Stavro Blofeld, líder de la organización Espectra y quien aparecía en el cine acariciando a un gato persa blanco. Este personaje se lo inspiró Thomas R.C. Blofeld, otro compañero de estudios de Fleming y difunto padre del comentarista de crícket Henry Blofeld, quien afirma que su progenitor y el escritor mantuvieron una relación cordial.

Incluso el apellido del protagonista de la saga, Bond, viene del responsable de la sección de aves de la Academia de Ciencias Naturales de la ciudad de Filadelfia (EEUU), un mundo, el de la ornitología, por el que Fleming siempre mostró interés.