Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Museo gay de Berlín homenajea a Visconti

La muestra incluye cartas, fotografías y un recorrido centrado en su condició homsexual

Una exposición sobre uno de los maestros del cine universal, Luccino Visconti, pero centrada en su condición de homosexual, aspecto que sufrió de forma trágica, ?a lo Oscar Wilde?. Es lo que ha preparado el Museo Gay de Berlín, el Schwules Museum, como homenaje al director italiano por el centenario de su nacimiento en una muestra que recoge fotografías, cartas y citas del precursor del neorrealismo italiano.

Wolfgang Theis, comisario de la exposición, ha explicado que se trata de un recorrido muy personal por la cinematografía y biografía de Visconti (1906-1976), con especial atención a sus amores homosexuales. Para Theis, Visconti era "un aristócrata, con una preferencia evidente por lo masculino, pero cuyos amantes a duras penas soportaban su arrogancia". Según Theis, el director "vivió su homosexualidad en la década de los sesenta como algo prohibido y de lo que tenía que avergonzarse, acercándose a ello de forma trágica, a lo Oscar Wilde".

Aparte de su sexualidad, también su séptimo arte se vuelca en la tragedia y decadencia, ya sea la de su propia clase social como queda reflejado en una de sus obras maestras, "El gatopardo" (1963),

o la del proletariado, como en "Rocco y sus hermanos" (1960).

Entre más de 250 fotografías, cartas y sobre todo citas, Wolfgang Theis intenta ilustrar la vida y obra de del autor de obras maestras como El gatopardo o Rocco y sus hermanos: su relación con Marlene Dietrich o sus amores con Franco Zeffirelli y el actor Helmut Berger. Del apuesto galán austríaco se recoge una cita ilustrativa sobre la contención de Visconti: "En público Luchino nunca se mostró especialmente afectuoso conmigo, tampoco en casa (...) Sólo en París, donde vivíamos en el Barcleys Hotel, y sin su mayordomo. Nuestra relación fue cariñosa y discreta".

Las investigaciones de Theis apuntan a que Helmut Berger era un "ser caprichoso" y vienen a confirmar la tesis de que Visconti "cuando se comprometía, lo hacía con aquellos a los que no podía poseer", ya fueran hombres casados como Massimo Girotti o comprometidos como Alain Delon (por entonces con la actriz Romy Schneider).

El modesto recinto que mantiene la Asociación de Amigos del Museo Gay en el barrio multicultural de Kreuzberg, donde ya han homenajeado a Oscar Wilde, Marlene Dietrich o Thomas Mann por sus inclinaciones homosexuales, dedicará hasta el 17 de marzo sus esfuerzos a dar a conocer la turbulenta personalidad de Visconti.