Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere a los 87 años Olga Ramos, la 'reina del cuplé'

La fallecida fue símbolo del casticismo madrileño

La cantante Olga Ramos, considerada la reina del cuplé madrileño, ha fallecido este mediodía a consecuencia de la cardiopatía que sufría y que se agravó en los últimos meses. Ramos ha muerto en su domicilio de San Sebastián de los Reyes, a los 87 años, según han informado fuentes cercanas a la familia.

El cuerpo de la cupletista ha sido trasladado al tanatorio de la M-30 de Madrid de donde saldrá mañana a las 13.00 en dirección al madrileño cementerio de la Almudena.

Aunque nacida en Badajoz, la cantante ha sido el símbolo del casticismo madrileño, del que se convirtió en abanderada cantando cuplés y bailando el chotis que popularizaría en su local madrileño Las noches del cuplé. Su última aparición en público la realizó con una conferencia cantada sobre el cuplé, hace dos años. La artista, que participaba en todas las fiestas y verbenas madrileñas hasta su última actuación en las fiestas de Las Vistillas de 2000, recibió en 1993 una placa del Plan Memoria de Madrid del Ayuntamiento, que se colocó en la calle de La Palma.

Toda una vida de dedicación

Aficionada a la música, ingresó en el Conservatorio, donde estudió canto y violín, y en el que consiguió, en 1943, el primer premio de Música de Cámara. También cursó estudios de arte dramático y trabajó en el teatro. Apareció por primera vez en la gran pantalla cantando un tema en el film de Juan de Orduña Leyenda rota, poco después de que los Estudios Roptensa la nombraran "la voz más microfónica". Durante los años cuarenta creó y formó parte de la Orquesta Fémina, una orquesta de señoritas, con la que actuó en diversos café-conciertos de Madrid, entre ellos, el Café Universal, momento desde el que la acompañó la pianista Magda Martín. También cantó en locales como Pasapoga, el Teatro Fuencarral, y los café-conciertos Varela, Montaña o Negresco.

Casada con Enrique Martínez de Gamboa, apodado Cipri, quien compuso parte de sus canciones y que falleciera en 1988. Olga Ramos editó a lo largo de su trayectoria profesional varios discos de larga duración y participó en programas de radio y televisión. Entre su discografía se encuentra un trabajo junto a su hija titulado Madrid entre cuplés y canciones, que contiene el tema Almudena catedral, cuyos derechos donó en diciembre de 1994 a la Asociación de Amigos de la Catedral madrileña. Un mes antes, en noviembre, también cedió los derechos de la canción Di que no para el Plan Municipal contra la Droga. En 2001, Olga Ramos actuó en el espectáculo Amargo, del bailarín y coreógrafo Rafael Amargo, y ese mismo año, en el concierto Los virtuosos, enmarcado dentro del festival internacional dedicado a Agustín Lara, interpretando el repertorio más castizo del compositor mexicano.

Una artista "muy entrañable y cercana"

El ex alcalde de Madrid y presidente de IFEMA, José María Álvarez del Manzano, ha recordado como la figura de la desaparecida cupletista era "muy entrañable y cercana". La "musa de Madrid" debe estar "cantándole a San Pedro" cuplés como los que cantaba en su café, ha manifestado el ex alcalde.

Por su parte, la artista Sara Montiel ha señalado que Olga Ramos fue "una gran cantante de cuplés, pero también de la canción española y, por supuesto, del chotis". Tampoco han faltado los pésames de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre y del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón. Otros artistas como Concha Velasco y Paloma San Basilio han lamentado la pérdida de una gran artista que "encendía la chispa"