Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tríptico de Bacon se expone en Londres después de estar 30 años almacenado en Irán

El Museo de Arte Contemporáneo de Teherán lo retiró tras la revolución del ayatolá Jomeini por considerarlo demasiado atrevido

Un tríptico del artista británico Francis Bacon se expone hoy por primera vez en el museo Tate Britain de Londres después de pasar 30 años almacenado en el Museo de Arte Contemporáneo de Teherán por considerarlo demasiado atrevido. El lienzo, adquirido por Farah Diva, será devuelto a Irán a finales de año.

"Dos figuras recostadas en una cama con testigos" (1968) fue adquirido por Farah Diva, la esposa del último sha de Irán, Mohamed Reza Pahlevi, y se expuso una vez en 1972.

Tras la revolución islámica del ayatolá Jomeini en 1979, numerosas obras "osadas", como la de Bacon, fueron retiradas de la vista del público, según han explicado los expertos en Londres. El original tríptico de Bacon (1909-92) retrata en la parte central a dos hombres desnudos acostados en una cama y, a ambos lados, dos testigos -uno desnudo con un pájaro y otro vestido con un mono- que les observan.

Erótico y profundo

"Incluso bajo la luz fluorescente del almacén se podía ver que era un trabajo sólido. El fondo lila es sorprendente", ha declarado Stephen Deuchar, director de la Tate Britain, quien solicitó al Museo de Teherán ver el tríptico durante unas vacaciones en la capital iraní, en 2001. Es probable que las dos figuras recostadas sean la del propio artista junto a George Dyer, un amante de Bacon que murió debido a su adicción al alcohol y a las drogas en París. "Este tríptico es probablemente el trabajo más erótico de los que están en este cuarto", ha señalado Toby Treves, comisario de la exposición. En su opinión, la pintura del artista es profunda y deliberadamente ambigua ya que a menudo asocia los seres humanos con rostros de animales.

La obra de Bacon estará colgada junto otras creaciones del artista como Tres Estudios de Figuras junto a una Crucifixión (1944) y permanecerá expuesta hasta finales de año, cuando regresará a Irán. A cambio de este préstamo, el museo iraní ha recibido una escultura del británico Bill Woodrow.

Francis Bacon está considerado uno de los mejores artistas británicos del siglo XX y estuvo muy influenciado por Picasso y Velázquez, del que dijo: "me obsesiona".