Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MODA

La alta costura pierde a Yves Saint Laurent, un genio revolucionario

El modisto francés confirma, "no sin desgarro (...) porque los paraísos mas bellos son aquellos que se han perdido", su retirada

La alta costura francesa ha perdido hoy a un genio revolucionario, Yves Saint Laurent, primer artista de la moda celebrado en un museo, el Metropolitan de Nueva York, que ha dicho adiós en vísperas de los 40 años de la firma que lleva su nombre, YSL.

En su despedida, sobre la que este fin de semana corrieron insistentes rumores y que Saint Laurent ha confirmado "no sin desgarro (...) porque los paraísos mas bellos son aquellos que se han perdido", ha resumido su visión de la moda y ha lamentado que "ciertos" colegas la utilicen para satisfacer "los fantasmas de su ego".

"Yo, al contrario, quise ponerme al servicio de las mujeres, o sea, servirles, servir su cuerpo, sus gestos, sus actitudes y su vida, quise acompañarlas en ese gran movimiento de liberación que conoció el siglo pasado", ha narrado el modisto tras 40 años de alta costura, provocación y sueños.

El revolucionario artífice de la nueva silueta femenina de casi toda la segunda mitad del siglo XX ha dicho "ser consciente de haber hecho progresar la moda", de haber creado "la indumentaria de la mujer contemporánea" y "participado en la transformación" de su época.

En un mensaje leído de varias páginas, Saint Laurent, de 65 años, no ha obviado los difíciles períodos atravesados a lo largo de su vida, las numerosas angustias por las que pasó, "la prisión de la depresión y la de los hospitales", de todo lo cual "salí un día".

Pero "son los nerviosos los que fundaron las religiones y crearon las obras maestras y yo formo parte de esta familia", ha añadido el artista, para quien "lo más importante fue el encuentro consigo mismo".

"Siempre situé por encima de todo el respeto de este oficio"

"Siempre situé por encima de todo el respeto de este oficio, que no es completamente un arte pero que necesita un artista para existir", ha manifestado Saint Laurent, primer modisto que buscó -y encontró- un equivalente del traje masculino para la mujer.

El inventor del vestido trapecio, del esmoquin femenino, la sahariana, las primeras blusas transparentes y los más osados escotes y aperturas, genial autor de las mezclas de colores más insospechadas, ha subrayado haber pensado siempre "que la moda no sólo estaba hecha para embellecer a las mujeres, sino también para darles seguridad y confianza, y permitirles asumirse".

Vestido con traje y corbata negros y sentado ante una pequeña mesa, el modisto ha reunido a la prensa en sus salones del legendario número 5 de la Avenida Marceau para expresar también su gratitud a "quienes creyeron en él", como Christian Dior y Balenciaga.

También se ha mostrado agradecido al multimillonario Francois Pinault, propietario del holding Artemis, del que depende YSL Alta Costura, y del grupo YSL Costura, gestionado desde el grupo Pinault-Printemps-Redoute por la firma italiana Gucci con los diseños y designios del estadounidense Tom Ford.

En particular, Saint Laurent ha agradecido a Pinault el haberle "permitido poner punto final de forma armoniosa a esta aventura".

El encargado de cerrar esta primera y última conferencia de prensa ofrecida por Saint Laurent en 40 años de carrera fue su hasta ahora portavoz habitual, amigo, cómplice, socio y hábil gestor, Pierre Bergé, cofundador de YSL, quien en 1999 negoció un acuerdo con Pinault, costoso para éste.

El contrato precisaba que el monto fijado para compensar los "derechos intelectuales y otros" de los dos cofundadores de la firma, se reduciría a la mitad si Saint Laurent se retiraba antes del 31 de diciembre de 2002.

Al margen del acto, Bergé ha anunciado su intención de crear una tercera gran firma de subastas, llamada Drouot, que sea equiparable a Christie's y Sotheby's.

Para Saint Laurent, que dejó de crear pret-a-porter en 1996 y que un día dijo sentirse incapaz de seguir viviendo sin crear modelos para las mujeres, el último desfile será el próximo día 22 en el Centro Pompidou.

Será "en gran parte una retrospectiva de mi obra" y tras él desaparecerá definitivamente la alta costura YSL, ha anunciado.