Carmela Ríos se une como columnista a EL PAÍS

La periodista y experta en redes sociales escribirá quincenalmente en la sección Anatomía de Twitter

La periodista Carmela Ríos.
La periodista Carmela Ríos.Gorka Lejarcegi

Carmela Ríos (Las Palmas, 56) es periodista, consultora de empresas e instituciones y profesora de Periodismo móvil y en redes sociales y de Herramientas de verificación y escucha en plataformas digitales en varios másteres universitarios. Antes fue corresponsal en París y ha dedicado gran parte de su carrera profesional a los informativos de televisión. Pero en 2009, Twitter puso patas arribas su trayectoria profesional; se transformó del periodismo analógico al digital. En 2012 ganó el Premio de Periodismo Ortega y Gasset por su cobertura en Twitter sobre el movimiento del 15-M. Desde entonces, Ríos se ha dedicado a explorar la interacción entre el periodismo, las redes y la comunicación: desde la crónica en directo con dispositivos móviles a la estrategia en redes sociales para medios, entre otras temáticas.

Un poco de todas estas dinámicas que hoy enseña y asesora Ríos trasladará como nueva firma de EL PAÍS. La periodista se suma al equipo de Opinión desde este jueves 21 con una columna quincenal en la que inspeccionará la Anatomía de Twitter. Su objetivo: tomar la temperatura social de las redes sociales dentro y fuera de España, no solo sobre asuntos políticos, también sociales. Así lo especifica Ríos: “Hay un ánimo de ofrecer contexto a mucho de lo que vemos en las redes. Me refiero a las polémicas diarias que surgen y que tienen un origen que no siempre es natural u orgánico. Me gustaría hacer pedagogía sobre cómo funcionan las redes, de manera que al conocerlas gestionemos mejor la forma en que participamos en ellas”.

Jordi Gracia, subdirector de Opinión de EL PAÍS, presenta a Carmela Ríos:

¿Quién es Carmela Ríos? Por Jordi Gracia

"Quizá no llegue a revolución el compromiso quincenal de Carmela Ríos con la sección Anatomía de Twitter, pero sí lo fue sin duda el hallazgo de la herramienta para contar otras cosas y de otra manera, además de intentar comprenderlas. En el verano de 2009 abrió una cuenta en Twitter y mientras escribía casi 50.000 tuits fue dejando de ser la periodista que había sido hasta entonces. Esta corresponsal de televisión durante diez años en París y profesora en diversas universidades vivió otro bautismo, también con un móvil en la mano. Sucedió en 2011, cuando decidió usar la red social para hacer información, exprimirla sin límites y con la voluntad de entender lo que estaba pasando en las acampadas del 15 de mayo, y más allá de ellas.  

Desde entonces, lo que de veras ha ocupado a esta periodista ha sido el fondo de armario invisible de las redes, las estrategias de la desinformación, las causas no espontáneas de las discusiones y todo aquello que requiere ser escuchado en ellas para entender de qué hablamos y de qué discutimos, tanto desde dentro de las redes como desde fuera.

Seguramente, y de otra manera, su contribución servirá para seguir contestando las preguntas que se hizo en su libro sobre Cómo el 15M cambió la información. Por algo la guía de periodismo móvil que incluye se abre con esta pregunta irresistible: “Qué hace un periodista como tú en un sitio como Twitter?” 


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS