El Gobierno ordena desmantelar tres pistas de esquí del Puerto de Navacerrada por las previsiones de cambio climático

Esta zona de montaña situada en el entorno del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama deberá volver a su estado original

Pista El Escaparate en la estación de esquí del Puerto de Navacerrada.
Pista El Escaparate en la estación de esquí del Puerto de Navacerrada.Santi Bugos

El Gobierno ha ordenado el desmantelamiento de tres pistas de esquí del Puerto de Navacerrada: Escaparate, Telégrafo y El Bosque. Situadas en el entorno del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, espacio protegido a caballo entre Madrid y Castilla y León, se trata de las pistas más bajas y con problemas importantes de nieve desde hace años. El Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN) ha decidido no renovar la concesión administrativa otorgada el 3 de abril de 1996 por 25 años, que permitía su gestión privada por “no ser viable”.

El cambio climático está detrás de la decisión, asegura en un comunicado el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Porque, desde la década de los setenta, la temperatura media del Puerto de Navacerrada ha aumentado 1,95 grados centígrados y la nieve se ha reducido un 25%, según los datos recogidos por la estación meteorológica ubicada allí. La temperatura media de las mínimas también se ha incrementado en 0,77 grados y los días de helada han disminuido en 21,6 y los días de nieve en 24,2.

El entorno, de gran valor ecológico, ocupa 7,6 hectáreas y revertirá al dominio público forestal, lo que garantiza la restauración ambiental y paisajística de los terrenos situados en el entorno del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama. Tapizan la zona formaciones de pino silvestre o albar (Pinus sylvestris) y de piornal–enebral de piorno serrano (Cyitisus purgans) y enebro rastrero (Juniperus comunis var. Nana).

Las instalaciones para la práctica de esquí incluyen tres telesillas con sus construcciones complementarias y un sistema de innivación artificial compuesto por un edificio depósito que alberga los compresores, las conducciones de agua y aire y los cañones de impulsión. Miembros de Ecologistas en Acción se encadenaron para evitar su construcción en 1998, sin conseguirlo. En la zona también existe un remonte tipo tapiz rodante instalado sin autorización. Será la empresa la que deberá “desmontar los remontes y sus zapatas, eliminar edificios y retirar sus escombros, cables y tomas de agua con un plazo que finaliza el día 30 de octubre de 2021″.

La zona cuenta con diferentes figuras de protección. Linda al sur con el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y la toma de agua del arroyo del Telégrafo se sitúa aguas arriba del inicio del tramo del río Eresma, declarado reserva natural Fluvial del Alto Eresma. Además, el terreno ocupado se encuentra dentro de la Reserva de la Biosfera Real Sitio de San Ildefonso-El Espinar, de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y de la Zona de Especial Conservación (ZEC) Sierra de Guadarrama, formando así parte de la Red Natura 2000, informa el ministerio.

Un escenario al que hay que sumar la alta presión turística y recreativa que sufre la zona al estar a tan solo 60 kilómetros de Madrid. Las aglomeraciones suponen, en ocasiones, un problema de orden público y seguridad ciudadana, aportes de residuos sin una solución clara para su recogida y evacuación, apunta el ministerio. Sobre todo los fines de semana, y más cuando hay nieve, los accesos al puerto se colapsan algo que no se va a solucionar únicamente con cerrar las pistas de esquí.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.
Suscríbete

La normativa de la Junta de Castilla y León relativa a la gestión de la ZEC propone limitar y condicionar las infraestructuras que comportan las instalaciones deportivas y de ocio. De igual forma, el plan básico de gestión de la ZEPA establece entre sus objetivos ordenar el intenso uso público que soporta la zona, mostrando especial preocupación por el macizo de Peñalara y el Puerto de Navacerrada. Parques Nacionales insta a que la gestión del espacio ocupado por la estación de esquí del Puerto de Navacerrada debe fomentar aquellas acciones que estén orientadas a la preservación y mejora de los hábitats que componen estos montes y, en su caso, a su uso racional y sostenible, compatible con la conservación.

María Ángeles Nieto, de Ecologistas en Acción, se alegra de que se haya tomado una decisión que llevan pidiendo “mucho tiempo” y recuerda que quedarían otras pistas, que se ampliaron hace unos años, en la ladera de la Bola del Mundo, en la parte madrileña de la estación de esquí. “Están gestionadas por la misma empresa, pero no tienen ningún futuro dada la falta de nieve”, concreta.

Para conocer las noticias más importantes de Clima y Medio Ambiente de EL PAÍS apúntese aquí a nuestra newsletter semanal.

Siga la sección de Clima y Medio Ambiente en Twitter y Facebook

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Esther Sánchez

Forma parte del equipo de Clima y Medio Ambiente y con anterioridad del suplemento Tierra. Está especializada en biodiversidad con especial preocupación por los conflictos que afectan a la naturaleza y al desarrollo sostenible. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y ha ejercido gran parte de su carrera profesional en EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS