Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Deberes científicos para Biden

Covid, clima, restablecer la realidad y restaurar el papel de la ciencia en el Gobierno son algunas de las tareas pendientes para el nuevo presidente de EE UU

El presidente electo Joe Biden, flanqueado por agentes del servicio secreto de EE UU, habla sobre cambio climático en un discurso en el jardín del Museo de Historia Natural de Delaware en septiembre pasado.
El presidente electo Joe Biden, flanqueado por agentes del servicio secreto de EE UU, habla sobre cambio climático en un discurso en el jardín del Museo de Historia Natural de Delaware en septiembre pasado.LEAH MILLIS (Reuters)

Ahora que estamos en la recta final del relevo en la Casa Blanca, los medios científicos norteamericanos no han dejado pasar la oportunidad de confeccionarle al presidente electo, Joe Biden, una lista de la compra con lo que consideran las prioridades del sector. Scientific American, la revista decana de la alta divulgación, se ha ocupado de llevar a sus páginas las cuatro principales recomendaciones que la comunidad científica del país ve como más urgentes, y merece la pena echarles aquí un vistazo rápido.

La primera, obviamente, es controlar la pandemia, que ha causado cientos de miles de muertos en el país. La gestión de Donald Trump ha sido tan dañina que es difícil saber por dónde empezar. Biden y su vicepresidenta, Kamala Harris, han elaborado un plan para combatir la pandemia que incluye la promoción de muchas más pruebas diagnósticas de las que se están haciendo, convencer a la mitad de población de que se ponga mascarilla –un asunto completamente politizado en Estados Unidos—, estimular la producción de equipos de protección personal, aprobar ayudas para las pequeñas empresas, asegurar las campañas de vacunación y analizar las causas de la brecha étnica en los daños de la covid, que seguramente tiene más que ver con la pobreza que con la etnicidad en sí misma. Es una buena lista de todo lo que Trump no hizo, pero seguirá contando con la oposición de los republicanos.

La segunda prioridad, que debería ser igual de obvia, es el clima. El presidente saliente ha sido prácticamente el líder mundial del negacionismo climático, y de hecho puso a un negacionista al frente de la administración clave, la EPA (agencia de protección ambiental). Su retirada de los acuerdos de París ha hecho un gran daño a las iniciativas internacionales para frenar las emisiones. Scientific American recuerda a Biden, sin embargo, que deshacer los errores de Trump no basta, pues devolvería al país a la situación anterior a Trump, que tampoco era para tirar cohetes. Estados Unidos sigue siendo el segundo emisor global después de China, y la reducción de emisiones a la que se comprometió en París resulta a todas luces insuficiente para los objetivos del Panel Intergubernamental contra el Cambio Climático (IPCC).

Las otras dos prioridades son tal vez menos evidentes. Una es nada menos que “restablecer la realidad”. Suena algo pomposo, pero no es una exageración. El 77% de los votantes de Trump cree que Biden ha ganado por fraude. Que no haya la menor prueba de ello, como han certificado las instancias judiciales, les da exactamente igual. Viven en un universo paralelo donde son capaces de creerse cualquier cosa que les rebote en su cámara de eco al tiempo que rechazan las evidencias más sólidas sobre las vacunas, por poner un ejemplo acuciante. Nadie sabe muy bien cómo deshacer esto, pero una cuestión muy relacionada es restaurar el papel de la ciencia en el Gobierno. Formar una opinión pública que se base en la evidencia es muy difícil, pero esencial.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS