Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enric Casasses, el buen chico que quería ser pirata, nuevo premio de Honor de las Letras Catalanas

El poeta acepta el galardón de Òmnium Cultural con un tributo a Jordi Cuixart y con una crítica a los líderes independentistas

El poeta Enric Casasses.
El poeta Enric Casasses.

Explica Enric Casasses (Barcelona, 1951) que su vida ha girado en torno a un dilema: “Cómo conjugar mi idea de pirata con la de buen chico”. Lo recordó este jueves en la rueda de prensa en la que la entidad Òmnium Cultural ha anunciado que el poeta es el 52 ganador del Premio de Honor de las Letras Catalanas. “En el colegio no sabía si quería ser buen chico o pirata de la vida”, dijo el galardonado citando unos versos de su extensa obra, formada por 25 libros.

Numerosos poetas han recibido el Premio de Honor de las Letras Catalanas desde que en 1916 se instaurara el galardón, una distinción concebida por el editor y político Josep Benet –del que este año se conmemora el centenario de su nacimiento: nombres como Pere Quart, Salvador Espriu, Vicent Andrés Esteller, Miquel Martí i Pol, Feliu Formosa o la premiada en 2019, Marta Pessarrodona.

Marcel Mauri, vicepresidente primero de Òmnium, recordó que el vínculo de la entidad con la familia Casasses viene de lejos: el padre del autor premiado, el catedrático de Química e intelectual Enric Casassas Simó, fue miembro del jurado entre 1980 y 1985. El jurado actual ha reconocido “la originalidad del lenguaje poético que ha creado” y la “calidad de su obra, no solo en poesía, también en la traducción, el ensayo, la edición y la escena”. Casasses quiso dedicar sus primeras palabras de agradecimiento al presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, encarcelado desde 2017 y condenado en el juicio del procés, y a criticar a los líderes del independentismo: “¿Qué hacen los políticos que no están en prisión? Juegan una partida de ajedrez que perderán porque el contrincante hace trampas”. Casasses ha revelado que había enviado un poema ilustrado a Cuixart con estos versos: “La libertad existe, la he visto, está en prisión”.

Òmnium, una institución con más de 180.000 socios, se significó entre 2012 y 2017 como uno de los pilares sociales en la carrera hacia la independencia unilateral. El poeta remarcó que echa de menos “el mono de saber si mañana o pasado mañana seremos independientes”. Casasses lamentó que los partidos del nacionalismo catalán “estén haciendo política como si no hubiera pasado nada”: “Si tuviéramos un poco de cordura haríamos una locura”. Casasses avanzó que tiene listo un nuevo libro de poemas titulado El policia anirà de bòlit, inspirado en la consulta ilegal del 1 de octubre de 2017, un acontecimiento que ha descrito como una victoria: “El uno a cero”. También anunció que tiene tres ensayos escritos: uno dedicado al compositor italiano Niccolò Paganini, otro que reflexiona sobre el pensamiento del arquitecto Antoni Gaudí y un tercer sobre el sardanista Josep Blanch i Reynalt.

El premio de Òmnium consiste en una retribución de 20.000 euros y una escultura de Ernest Alès formada por una representación de las cuatro barras de la bandera catalana y una piedra del lugar que elija el galardonado. Casasses aventuró que podría ser de La Laguna, en Tenerife, donde residió durante dos años de su adolescencia. El premio será entregado oficialmente el próximo 8 de junio en un acto en el Palau de la Música. La rueda de prensa se celebró en la sala Horiginal del barrio del Raval, referente de los recitales de poesía de Barcelona, un espacio que Casasses ha confirmado que es importante para él por las muchas ocasiones en las que se ha subido a su escenario o en las que ha asistido como espectador.

Casasses ha recibido numerosos premios de prestigio durante su trayectoria. El primero fue en 1991, el de la Crítica Serra d'Or –en 2011 obtuvo de nuevo un Crítica Serra d'Or por la traducción d'El gobelet dels daus, de Max Jacob– y el último, el año pasado, el Premio Lletra d'Or por el libro El nus la flor (Edicions Poncianes). El nus la flor estuvo acompañado por un ciclo de recitales de los poemas del libro con música. Precisamente el jurado del Premio de Honor de las Letras Catalanas destacaba el papel de Casasses como rapsoda –ha grabado diez discos de poemas–, una figura que él mismo quiso rechazar. “Entiendo que rapsoda tiene el sentido como de actor que hace publicidad. Yo no soy actor, yo leo mis poemas y si los leo de otros es porque los hago míos”. La vicepresidenta de Òmnium, Clàudia Pujol, aseguró que modificarán el texto de resolución del jurado para retirar la calificación de rapsoda.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >