Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un “Madrid verde” con menos árboles

Hay 18.860 ejemplares menos en las calles de la capital que en 2017, un descenso del 3%

Operarios siegan árboles en la calle San Alejandro, en Arganzuela, en una imagen de junio de 2016 y cedida por Mariano Gómez.
Operarios siegan árboles en la calle San Alejandro, en Arganzuela, en una imagen de junio de 2016 y cedida por Mariano Gómez.

La ciudad verde de Almeida cada vez tiene menos vegetación. No es algo de ahora. Lleva pasando tiempo. Los árboles de la capital van menguando, los van segando y la ciudad no se va repoblando. Según datos oficiales del portal de transparencia del área de medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento, entre los años 2017 y 2019 se ha reducido en 18.860 el número de árboles existentes en la vía pública, es decir, en el arbolado de alineación y en los parques y zonas verdes de los distritos de la capital, excluyendo parques históricos, singulares y zonas forestales, como la Casa de Campo. Concretamente, en 2017 se contabilizaron 642.789 ejemplares y, a finales de 2019, llegaron a bajar hasta los 624.129. No es posible conocer con detalle cómo distribuir las culpas del descenso, Manuela Carmena o José Luis Martínez-Almeida, porque los datos de 2018 no están subidos al portal.

La radiografía de la situación del arbolado muestra el problema con una lupa, ya que se puede comprobar que sólo cinco de los 21 distritos se salvan de estos números negativos: Hortaleza, Barajas, Carabanchel, Vicálvaro y Fuencarral-El Pardo. En los 16 restantes se ha perdido arbolado, siendo Latina el que se lleva la palma, con 4.668 ejemplares menos, seguido de Ciudad Lineal y San Blas, que han reducido su arbolado en 4.142 y 4.005 ejemplares respectivamente.

Los árboles segados fueron catalogados como maduros, viejos y decrépitos. Es decir, los que acaban siendo un problema para la población. En total, 32.414. Pero para compensar esa pérdida de vegetación solo se han plantado 12.202 ejemplares, una manera de vestir la ciudad que va en sentido contrario de las tendencias urbanas que tratan de invertir en intervenciones paisajísticas que incluyen vegetación en todos los rincones que sea posible: en jardines, techos de los edificios o en las propias infraestructuras, transformando el hormigón en oxígeno para los habitantes. Una manera más de luchar contra el cambio climático, reducir la contaminación y moderar el efecto vegetativo de la isla de calor en las ciudades.

El concejal responsable de medio ambiente socialista, Alfredo González, ha puesto el foco en los datos de transparencia y asegura que el Gobierno municipal está basando su política de gestión del arbolado en el cierre de alcorques (3.567 pavimentados este año) y la no reposición de muchos de los árboles afectados por talas y apeos. “La realidad es que se están plantando alrededor de 6.000 árboles cada año mientras que se destruye más del doble y esto no es precisamente sostenible ni compatible con el eslogan de Madrid Verde”, añade. “La tendencia de reducción de arbolado va a continuar el próximo año porque en la campaña 2019-2020 el Gobierno municipal ha previsto la plantación de sólo 6.050 árboles que no compensa en absoluto las talas que se van a ejecutar este año. Esta política arboricida está provocando que por primera vez en muchos años, Madrid esté perdiendo arbolado, lo cual no es admisible en una situación de alta contaminación atmosférica como la que actualmente tiene la capital”, explica el concejal.

Sin embargo, el área de Medio Ambiente niega con rotundidad esos números. “El dato actual es que son 646.045 árboles plantados. Y hay que sumarle otros 5.171 que se corresponden con los distritos. No hay menor plantación sino que es mayor”, aseguran, y justifican el dato en que el portal de transparencia ofrece uno erróneo porque se está cambiando “el sistema informático” de todo el Ayuntamiento. Sin embargo, cuando una persona entra en este portal no hay ningún aviso de que esto sea así, como ha ocurrido con anterioridad.

Juan García Vicente, portavoz de Ecologistas en Acción, recuerda, además, que desde que el PP llegó al Gobierno de la capital no ha puesto ningún interés en convocar la Mesa del Árbol, un mecanismo que puso en marcha la responsable de Medio Ambiente con Carmena, Inés Sabanés, gracias al cual se reunían representantes de todos los partidos políticos, expertos, vecinos, sindicatos y asociaciones ecologistas para tratar el tema de la caída del arbolado en la ciudad. Este lunes, sin embargo, se ha conocido que ya hay fecha para el encuentro, el 24 de febrero, pese a las reticencias del Gobierno. “La mesa no añade ni quita valor, no hay más o menos riesgo de caídas. Está en estudio esa mesa. No afecta a las labores del Ayuntamiento en los protocolos que se siguen”, defienden desde el Ayuntamiento.

Más allá de colores políticos, lo que reflejan los datos de transparencia es algo que preocupa cada vez a más vecinos, que documentan y denuncian la pérdida de árboles. Lo ha hecho Mariano Gómez, de 65 años y residente en Arganzuela, que asegura que ha mandado cartas alarmando al Ayuntamiento de Madrid desde hace décadas. “Esto no tiene que ver con un partido, lo llevan haciendo todos desde Gallardón. Me puse a fotografiar lo que veía desde hace años y la situación es alarmante, porque se están cerrando alcorques y nos estamos quedando sin árboles. Es muy grave”, asegura este trabajador de la filmoteca preocupado por el medio ambiente. “He escrito al Ayuntamiento y nadie responde, me toman por loco. Solo hacen caso cuando sale la gente a protestar y la noticia aparece en los medios”.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información