Buscando la dorada clase media editorial

Tigre de Paper y Ara Llibres / Amsterdam refuerzan catálogos y equipos para consolidarse entre los grandes grupos y los pequeños sellos

Dibujos de la biografía ilustrada de Neus Català para niños que ultima la editorial Tigre de Paper.
Dibujos de la biografía ilustrada de Neus Català para niños que ultima la editorial Tigre de Paper.

Más polarizado que en castellano, el sector editorial generalista en catalán está marcado por una exigua macrocefalia y una miríada de pequeñas editoriales en los pies; casi no existe la dorada clase media que permite una mínima infraestructura de personal más profesionalizada y una producción de títulos continuada en cifras más visibles. A partir, curiosamente, de un origen cooperativo, y abrazando la organización de ferias literarias y revistas, en este 2020, dos iniciativas que tienen como estandartes los sellos Tigre de Paper y Ara Llibres / Amsterdam, aspiran a alcanzar, desde diferentes estadios, esa posición.

El más espectacular es el salto de Tigre de Paper, la editorial de Cultura 21, cooperativa fundada en 2011 que impulsa además la Feria Literal (desde 2015) y la revista Catarsi (2019, digital y papel), todo alrededor del pensamiento crítico y los libros radicales, uno de los escasos proyectos de este tipo en Cataluña y España.

Tras doblar este año sus trabajadores hasta los ocho, acaba de asumir las principales colecciones de la histórica editorial universitaria Bellaterra, a la que podría abrazar en su totalidad en 2022. “Encaja perfectamente en nuestro proyecto, nos ayuda a profundizar el pensamiento crítico en el ámbito universitario y académico”, apunta Simón Vázquez, editor de Tigre de Papel, que hará de enlace con Bellaterra. Fundada en 1973 por Feliu Riera y, desde 1992, con las riendas en manos de José Luis Ponce, Bellaterra, hoy a un ritmo de 45 libros al año, cuenta con casi un millar de títulos en un catálogo especialmente reputado en arqueología y antropología. “Darán continuidad al proyecto y mantendrán y ampliarán el fondo; yo sólo les traspasaré el delicado know-how de una editorial con comités científicos y directores de colección”, apunta un Ponce camino de la jubilación, para quien “pocas editoriales independientes han hecho lo que Tigre de Paper en nueve años”. En esas maneras distintas, Cultura 21 ha emitido 300 títulos participativos de 1.000 euros para financiar la operación de compra de tres de las colecciones de Bellatera, entre ellas la carismática Serie General Universitaria. “Ya hemos cubierto el 54%, 163.000 euros”, contabiliza Vázquez.

Cultura 21 publicará 35 títulos al año de Bellaterra, a añadir a los 25 que lanzará por vez primera Tigre de Paper, en parte gracias a los 400 suscriptores con que cuenta el sello y cuya cuota es comprar 10 libros al año. Podem abolir les presons?, de la filósofa y activista afroamericana Angela Davis, y Bruixes, caça de bruixes i dones, de la italoamericana Silvia Federici, son los títulos destacados de una temporada que estrenará álbumes ilustrados de biografías de personajes catalanes para niños. Neus Català, Montserrat Roig y Salvador Puig Antich abrirán fuego. “Son héroes y heroínas diferentes, próximos, que hicieron cosas reales y lo dieron todo por la justicia social”, acota Marc Garcés, editor de Tigre de Paper.

Federici fue la estrella de la última Literal (15.000 asistentes), feria que, de 22 al 24 de mayo, en la antigua fábrica Faba y Coats de Barcelona, alcanzará su sexta edición, con un centenar de editoriales críticas y que tendrá en el combativo colectivo de escritores italianos Wu Ming su gran reclamo.

Con los libros más vendidos en Sant Jordi (Cartes des de la presó, de Oriol Junqueras), verano (Ho tornarem a fer, de Jordi Cuixart) y Navidad (Tota la veritat, de seis periodistas), entre 20.000 y 22.000 ejemplares, Ara Llibres (no ficción) y Amsterdam (literaria) dieron su mejor facturación al grupo Som (ex Grup Cultura 03, con revistas como Sàpiens y Cuines, la productora Batabat o La Casa dels Clàssics y su Festival Clàssics, para relanzar la Bernat Metge). Eso a pesar de reducir el 35% los títulos publicados desde 2017: fueron 37 en 2019; 62, en 2016.

Fichaje de Laura Rosel

“Esa desaceleración nos ha permitido trabajar mejor cada libro junto al autor; este año tampoco pasaremos de los 40”, cifra el ideólogo, el director editorial Joan Carles Girbés. Eso les ha permitido invertir en fichajes, el más rutilante el de la periodista Laura Rosel (ex FAQS, en TV3), que dirigirá Ara Llibres. “No nos podemos quedar en el procés, debemos diversificar”, asegura Rosel, consciente del tan exitoso como peligroso monocultivo que tuvo el libro político en ese sello. Esa variedad no se verá aún en las novedades hasta Sant Jordi, donde habrá un dietario de Dolors Bassa, escrito con su hermana Montse y prólogo de Carme Forcadell; o una nueva crónica gráfica de Jordi Borràs, La força de la gent, esta vez sobre las manifestaciones tras la sentencia, a rebufo del éxito de Dies que duraran anys, sobre el 1-O (40.000 ejemplares). Parlant amb tu d’amor i llibertat, de Junqueras; Trencar el silenci, de la exdiputada de la CUP Mireia Boya, y És hora d’actuar, de la alemana Carola Rackete que se enfrentó a Salvini, son las grandes apuestas.

Para Amsterdam, el refuerzo es la editora Maia Conesa, antes en Club Editor. Algunas novedades, como el ya editor Miquel Adam, provienen del caladero de Edicions de 1984. Ahí publicaron Sergi Pons Codina (Mars del Carib; Dies de ratafia), que ahora lanza Mal bon pare, y Núria Cadenes (El banquer), que lanza Guillem, novela documento sobre la muerte de Guillem Agulló por ultras en Valencia.

Sobre la firma

Carles Geli

Es periodista de la sección de Cultura en Barcelona, especializado en el sector editorial. Coordina el suplemento ‘Quadern’ del diario. Es coautor de los libros ‘Las tres vidas de Destino’, ‘Mirador, la Catalunya impossible’ y ‘El mundo según Manuel Vázquez Montalbán’. Profesor de periodismo, trabajó en ‘Diari de Barcelona’ y ‘El Periódico’.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS