El Govern y los comunes ultiman un pacto para los Presupuestos

Este lunes se presenta el acuerdo en la partida de gastos, un mes después de acordar los ingresos

Reunión entre el Govern y los comunes, el pasado 16 de diciembre.
Reunión entre el Govern y los comunes, el pasado 16 de diciembre.Albert Garcia

El Govern y el grupo parlamentario de Catalunya en Comú Podem presentarán este lunes el acuerdo en materia de gasto para aprobar los Presupuestos de la Generalitat. El pacto supone un gran paso adelante para que el Parlament apruebe una ley presupuestaria que acabe con la situación de provisionalidad, pues Cataluña tiene las cuentas prorrogadas desde 2017. Es también la visualización de los nuevos tiempos políticos, ya que Esquerra Republicana ha anunciado que apoyará los Presupuestos de Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona.

Los comunes y el Govern ya sellaron el 16 de diciembre un acuerdo en materia de ingresos en los Presupuestos catalanes que supondrá una subida de impuestos de 543 millones de euros. Este lunes volverán a escenificar el pacto en las partidas de gasto, con los mismos protagonistas: el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès (ERC), la consejera de Presidencia, Meritxell Budó (Junts per Catalunya), y la presidenta del grupo de Catalunya en Comú Podem, Jéssica Albiach.

El independentismo tiene mayoría absoluta en el Parlament (70 de 135 escaños), pero los cuatro diputados de la CUP dejaron claro hace tiempo que, tras apoyar las cuentas de 2017, no volverían a votar sí a esa ley. La negativa obliga, por tanto, a Junts per Catalunya y a Esquerra a buscar otro socio parlamentario y de ahí el apoyo de los comunes, que se viene amasando desde hace meses y por etapas, como ha quedado demostrado. Es un pacto de ida y vuelta a ambos lados de la plaza de Sant Jaume, donde se ubican las sedes de la Generalitat y del Ayuntamiento, y por eso la reciprocidad exigida por Ada Colau para poder aprobar las cuentas municipales con el apoyo de Esquerra, que esta misma semana ha anunciado su predisposición a hacerlo.

En clave interna del Govern, el partido de Oriol Junqueras está seguramente más interesado que la formación de Carles Puigdemont en que las cuentas catalanas salgan adelante, pues los republicanos administran más del 80% del presupuesto y tienen las tres consejerías que más gastan (Salud, Educación y Trabajo, Asuntos Sociales y Familias). La futura aprobación del presupuesto de la Generalitat con el apoyo de los comunes le dará, por tanto, aire político a Esquerra y le permitirá empezar a revertir los drásticos recortes que la época de Artur Mas, a partir de 2010. Desde Junts per Catalunya se han mostrado más reacios a apoyar el Presupuesto de Barcelona, aunque no hay una negativa definitiva.

Otra cosa es la traslación del pacto en Cataluña a los Presupuestos Generales del Estado. La líder de los comunes en el Parlament, Jéssica Albiach, dijo hace un mes que “todo ayuda”, pero el presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, vinculó el sábado en una entrevista en EL PAÍS el apoyo de su partido a las cuentas de Pedro Sánchez a los “avances” en la futura mesa de diálogo entre Gobiernos. 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS