Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trenes volverán a circular por el túnel de Recoletos el domingo

Las obras de reforma, que han durado cinco meses, permitirán una mejora del servicio para el Corredor del Henares

Así ha quedado el túnel, en una imagen tomada el pasado 24 de octubre, cuando Adif estaba terminando la renovación de la vía, la catenaria y la señalización. Ver fotogalería
Así ha quedado el túnel, en una imagen tomada el pasado 24 de octubre, cuando Adif estaba terminando la renovación de la vía, la catenaria y la señalización. adif

Los trenes de Cercanías de Madrid retomarán el próximo domingo el servicio habitual por el túnel de Recoletos tras los trabajos de reforma integral, que han permitido una mejora del servicio para el Corredor del Henares. El túnel de Recoletos, de siete kilómetros de largo, es el tramo que "mayor número de circulaciones soporta" de toda la red ferroviaria española, con 470 trenes y 200.000 viajeros diarios.  

Según ha informado Renfe en un comunicado, las líneas C1, C2, C7, C8 y C10, afectadas por las obras desde el pasado 2 de junio, recuperarán el 17 de noviembre la circulación "sin cortes ni restricciones" en el tramo de Recoletos. Durante estos meses de cierre, el tráfico se ha desviado por el subterráneo de Sol y ha habido un servicio alternativo de autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) entre Atocha y Nuevos Ministerios.

Otra imagen de cómo ha quedado el túnel, tomada el pasado 24 de octubre.
Otra imagen de cómo ha quedado el túnel, tomada el pasado 24 de octubre.

La reapertura contará con un "servicio extra" en el Corredor del Henares por la vía de contorno. "Son trenes desde Guadalajara con paradas en Azuqueca, Meco, Alcalá Universidad, Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, San Fernando, Fuente de la Mora y Chamartín" que saldrán con una frecuencia media de un tren a la hora, intervalo que incrementará con "un tren cada 30 o 45 minutos en periodos de hora punta".

En un comunicado, Renfe destaca que, tras cinco meses de obras, la estación de Recoletos tiene una imagen renovada con "vinilos y nueva luminaria en los andenes y vestíbulos". Se ha sustituido la "vía sobre balasto y traviesas de madera por vía en placa", se ha cambiado "la catenaria flexible por catenaria rígida" y se ha modernizado "la señalización ferroviaria".

En las obras han trabajado 120 personas en tres turnos los siete días de la semana, a los que hay que sumar los transportistas de material y conductores de hormigoneras, entre otros. las obras han supuesto una inversión de más de 45 millones de euros. Hasta la fecha de apertura, Renfe está comprobando que las nuevas instalaciones "cumplen con los parámetros de seguridad, homogeneidad, fiabilidad y estabilidad".

La nueva catenaria y señalización.
La nueva catenaria y señalización.

La construcción de esta infraestructura, apodada el túnel de la risa y que une las estaciones de Atocha y Chamartín a través de las estaciones intermedias de Recoletos y Nuevos Ministerios, se inició en 1933, aunque por distintos avatares no se puso en servicio hasta 1967. El nombre que le dieron los madrileños tiene dos teorías. Una, porque se parecía a la atracción de feria del tren de la risa. Otra, más factible, es que fue una risa el tiempo que se tardó en terminar. De hecho, se utilizaron varias técnicas, que se ven con facilidad cuando se observan las distintas secciones (dimensiones) del subterráneo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información