Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra insinúa que los CDR declararon sin garantías

El presidente catalán niega cualquier relación con los detenidos o con la ocupación del Parlament

Quim Torra, en una imagen tomada esta semana. En vídeo, el presidente de la Generalitat, desmiente su relación con los CDR y les resta credibilidad. Vídeo: Atlas

Quim Torra ha sugerido este jueves, sin aportar ninguna prueba, que las declaraciones de los miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) detenidos por terrorismo se hicieron sin todas las garantías. En sintonía con la defensa de los siete encarcelados, el president pidió que se aclare “bajo qué condiciones” declararon. Primero ante la Guardia Civil y luego delante del juez, uno de los detenidos afirmó que la ocupación del Parlament fue un encargo del propio Torra; éste lo negó y rechazó cualquier relación con los detenidos pese a lo que revela el sumario.

Presidència emitió ayer un comunicado en el que afirma que no da “ninguna credibilidad” a las informaciones sobre la Operación Judas y aclara que Torra “no ha tenido ninguna relación con los detenidos”. También exige que se investigue “bajo qué condiciones se produjeron las declaraciones” de los CDR y que se preserve su “derecho de defensa”. Torra trató de desmarcarse así de las revelaciones del sumario, que le sitúan como conocedor —cuando no instigador— de una ocupación del Parlament que los detenidos pretendían acometer una vez dictada la sentencia del procés para forzar la proclamación de la República. La oposición no quiere dar por zanjado el asunto y pidió explicaciones adicionales.

Torra ha dado oxígeno, de paso, a Alerta Solidària, el colectivo “antirrepresivo” que defiende a la mayoría de los siete CDR en prisión por orden de la Audiencia Nacional. Xavi Pellicer, portavoz, ha señalado que las declaraciones no tienen “valor jurídico” porque “se vulneraron derechos”. Y ha puesto como ejemplo el caso de Ferran Jolis, el informático que debía asegurar las comunicaciones durante la semana de encierro en el Parlament y que fue con más claridad apuntó al president. Xavi Buigas, exconcejal de ERC, le transmitió que el encargo de asaltar la cámara venía “de arriba, de Presidència, de Torra”, declaró al juez. Pellicer replicó ayer que Jolis dijo a sus familiares que “tenía lagunas” durante los primeros días y que “sospechaba que se le había puesto alguna cosa en la bebida”.

Pero la supuesta implicación del Govern en el asalto ya había sido discutida por Buigas y Jolis mucho antes de ser detenidos. El 8 de octubre de 2018, el exconcejal le explica que en el encierro se cuenta con “gente de dentro”. Jolis le pregunta si se refiere al “Govern” y Buigas le confirma que sí.

Críticas de la oposición

El PSC, por medio de un tuit de su primer secretario, Miquel Iceta, requería "una aclaración oficial" e instaba al president a que compareciera en el Parlament a petición propia. Catalunya en Comú ha sido la única formación que, de momento, ha registrado oficialmente la petición para que Torra comparezca y dé explicaciones en el Parlament. El texto requiere la presencia del president para que aclare su presunta vinculación con “eventuales acciones” de un grupo de los CDR en la Cámara. “No es momento de especulaciones. Hay que ser cuidadosos y por eso le hemos pedido que venga a dar explicaciones al Parlament”, ha afirmado Jésica Albiach, presidenta del grupo de los comunes.

La líder del PP y cabeza de lista por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, ha ido más allá y, directamente, ha pedido a la justicia que impute al president: "Lo natural o lógico es que la Fiscalía o el propio juez llame a declarar al señor Torra como imputado". En esa misma línea, se ha manifestado la número cuatro de Ciudadanos por Barcelona, Carina Mejías, que ha pedido a la Fiscalía General del Estado que actúe de oficio sobre la supuesta "vinculación" de los CDR acusados de terrorismo con el president Quim Torra del que ha dicho "no puede estar ni un minuto más" al frente del Govern.

Por el contrario, en un acto de campaña de Junts per Catalunya, Laura Borràs no daba credibilidad a esas declaraciones: "Apelamos al sentido común de la gente ante algunas noticias que salen con la única voluntad de intoxicar y criminalizar un movimiento como el independentista que es radicalmente cívico, pacífico y democrático, que quiere continuar siéndolo, y que reivindica poderlo ser en las urnas". Borràs ha insistido en que la única intención de esa investigación judicial es "criminalizar el independentismo".

Esquerra Republicana, socio de Govern, no ha pedido explicaciones a Torra y Marta Rosique, candidata de ERC por la demarcación de Barcelona, ha sido la que ha respondido sobre los detalles del sumario de la Operación Judas. “Entendemos el procés como algo pacífico. A la guerra sucia del Estado español, a la manipulación jurídica y policial y a las filtraciones electoralistas siempre responderemos en las calles, defendiendo nuestros derechos civiles y democráticos, y este domingo en las urnas”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >