Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buch dice que solo tuvieron problemas para acudir al acto del Rey los invitados que no usaron los autobuses

El consejero de Interior defiende que se garantizaron los derechos de los asistentes a los premios

Protesta contra el rey Felipe VI y la familia real en la Diagonal de Barcelona. En vídeo, Buch achaca los "problemas" de los invitados del Rey a su negativa a usar bus.

El consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha atribuido los abucheos, empujones y escupitajos a los asistentes que trataron de acceder el lunes a los Premios Princesa de Girona a pie por la avenida Diagonal de Barcelona a la “falta de voluntad” de estos asistentes de “utilizar los autobuses” que dispuso la organización del acto. El consejero ha definido lo sucedido como “dificultades” e “incidentes muy menores”. “La mayoría de los asistentes pudieron acceder con absoluta normalidad”, ha insistido Buch, que ha esgrimido que no le toca a él decir de quién es la responsabilidad.

El consejero de Interior ha explicado que solo se usaron 10 de los 30 autobuses que se pusieron a disposición del millar de personas invitadas. A pesar de eso, los Mossos no organizaron un cordón para garantizar la entrada a pie de quienes se desplazaron por sus propios medios. “El acceso fue preparado, pensado y ofrecido por la organización” de los premios, ha defendido Buch. También ha afirmado que los Mossos “garantizaron los derechos de todas las personas que quisieron acceder” al acto y que la policía no puede “garantizar que la gente utilice estos transportes”, en referencia a los autobuses.

Al consejero no le consta que se hayan presentado denuncias, ni el número de personas que no pudieron acceder finalmente al acto. En la entrada de la avenida Diagonal y de Doctor Marañón varias personas fueron abucheadas. Algunos ciudadanos anónimos, con escenas de alta tensión y agresividad, tuvieron que dar media vuelta. Otros, conocidos, como el concejal del PP Josep Bou, que se enfrentó a quienes protestaban, acabó entrando en un vehículo sin logotipo.

La protesta se alargó hasta las diez de la noche, cuando se fueron los últimos manifestantes concentrados ante la avenida Diagonal. Los invitados pudieron salir en los autobuses dispuestos por la organización sin incidentes y los Reyes se alojaron en el hotel Rey Juan Carlos I, como estaba previsto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información