Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los autobuses de Madrid prueban el reconocimiento facial

Se trata de un proyecto piloto de la EMT en el que participarán un centenar de personas que con mostrar el rostro a una cámara validarán el billete

Dispositivo de reconocimiento facial en un autobús de la EMT, en Madrid.

Entrar en el bus, mirar una cámara y pagar. La Empresa Municipal de Transportes (EMT) está probando en una de sus líneas una tecnología que convierte la cara de los viajeros en un método de pago. “La cara se asocia a una tarjeta por medio de una aplicación en la que los viajeros se dan de alta. Al pasar por cámara, se hace el cargo. Y lo bueno es que no se puede falsificar”, explica Enrique Diego director de tecnología de la EMT. La empresa pública arranca ahora este proyecto pionero que durará seis meses e implicará a un centenar de ciudadanos.

“Los viajeros tendrán que descargarse una aplicación de la EMT en la que introducirán sus datos de pago y se harán un selfie para activar el pago biométrico”, continúa Diego. Una vez realizado ese paso, en el autobús basta con que se muestre el rostro a una cámara de reconocimiento facial que les identificará y autenticará. En definitiva, pagar con la cara.

Surge una pregunta: ¿qué pasa con la privacidad? “El proceso es voluntario y la cara se codifica y cifra. En ningún caso, esos datos se pueden usar porque, como no podía ser de otra manera, cumplimos con la Ley de Protección de Datos”, agrega el director de tecnología de la empresa pública.

Este proyecto surgió de la iniciativa municipal Madrid in Motion, una incubadora de movilidad, promovida por la consultora Barrabés con el apoyo del Ayuntamiento. “Se presentaron 300 proyectos”, apunta Diego. Triunfó la propuesta de Saffe. Además de la EMT y la start-up, participan en el plan MasterCard, que ha escogido a la start-up, y el Banco Santander.

“La última vez que vine a Madrid quería coger un patinete, pero no tenía datos en el móvil. Como se desbloquean a través de una app, no hubo manera; con el reconocimiento facial se hubiera obviado el problema”, explicó en una anterior presentación de la iniciativa, el pasado mes de mayo, el fundador de la start-up Saffe Payments, informa Gabriele Ferluga. “El primer paso en Madrid ya lo dimos a principios de año, cuando implementamos el pago con tarjeta contactless en el autobús que conecta el centro de la ciudad con el aeropuerto de Barajas”, subrayó el director de desarrollo de negocio de Mastercard, Alejandro Banegas.

“Las primeras pruebas en laboratorio y vehículo han sido positivas”, explican fuentes de Empresa Municipal de Transportes. El proyecto piloto se va a testar en una línea de autobús y solo para el pago del billete sencillo, que todavía se puede abonar en metálico. Aunque el Ayuntamiento presentó este jueves el autobús con la tecnología para poder pagar con la cara, la línea todavía no recorre la ciudad. “Saldrá a la calle antes de final de año”, dice el responsable de la EMT. Por ahora, este proyecto no tiene ningún coste para la EMT. Posteriormente, y en función de cómo se desarrolle, se evaluará y se valorará su ampliación a otras líneas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información