Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Marq de Alicante lleva la historia de las civilizaciones mediterráneas a Irán

Teherán acoge la primera exposición de un museo español

Una visitante a la exposición organizada por el museo alicantino en Irán.
Una visitante a la exposición organizada por el museo alicantino en Irán.

El Museo Arqueológico de Alicante (Marq) ya es el primer museo español que organiza y protagoniza una exposición en Irán. La muestra Patrimonio Arqueológico de España. Tesoros del Marq ocupa tres salas del imponente Museo Nacional de Irán, ubicado en el centro de Teherán, y sirve para dos propósitos. El primero, repasar la historia del Mediterráneo y sus culturas a partir de las piezas que posee el centro alicantino. El segundo, alimentar las relaciones internacionales de un país que, en medio de un embargo y en un clima de tensión creciente, considera el turismo cultural una ventana para que el mundo se asome a su interior.

La colección inaugurada este domingo en la capital iraní está formada por 300 piezas que recorren el trayecto que va desde la Prehistoria hasta el siglo XIX, con representación de todas las culturas que han conformado la sociedad occidental y, más concretamente, la mediterránea. Objetos fenicios, ibéricos, romanos, griegos y árabes van delineando el ADN alicantino, español y sureuropeo, bajo la enigmática mirada de la Dama de Elche, cuya réplica exacta, realizada en 2003 por la Diputación de Alicante, preside la sala central.

La reproducción del, probablemente, mayor icono de la arqueología española comparte espacio con ánforas, armas de sílex, candelabros de bronce y todo tipo de elementos que llegan hasta la edad contemporánea. Se trata de piezas que forman parte del catálogo con que cuenta el Marq, recabadas en yacimientos diseminados por toda la provincia. Algunas de ellas se exponen al público por primera vez. Son la contrapartida de la exposición que el Museo Nacional de Irán celebró esta primavera en Alicante, Irán. Cuna de civilizaciones, que atrajo a más de 100.000 visitantes al Marq. Dado que el embargo impuesto por EEUU contra Irán impide las transacciones económicas con el país asiático, la fórmula hallada por sus dirigentes es la de organizar muestras en las que las colecciones circulen en doble sentido.

Para los responsables del Marq, la exposición en Teherán culmina un año de trabajo en el que se han implicado los directivos y un equipo de 13 técnicos para sacar adelante la primera muestra en la que el museo alicantino ocupa en exclusiva el foco de atención. El hecho de que se realice en un país tan lejano como Irán, además, da un “valor añadido”, asegura Manuel Olcina, director técnico del Marq. El objetivo es dar testimonio de la “decena de civilizaciones” que pasaron por lo que ahora es España y “conformaron gran parte de lo que hoy es el mundo”.

Antes de Roma

Para los iraníes, es una “valiosa oportunidad” de descubrir y comprender “todo lo que sucedía en el Mediterráneo occidental antes del Imperio Romano”, ha señalado el director general del Museo Nacional de Irán, Jebrael Nokandeh, en una rueda de prensa multitudinaria, larga y bilateral. El periodo anterior al romano es un desconocido que “ni siquiera se enseña en las universidades”. Pero, en estos momentos, es imposible prescindir de la política. Y en las “complicadas circunstancias” actuales, los dirigentes iraníes quieren demostrar que “el diálogo entre pueblos” está por encima de las estrategias “políticas y militares”, a juicio de Mohammad Karegar, director general de los museos persas. Con la idea de que “la mejor ventana al exterior es el patrimonio cultural”, el país asiático ha convertido su instituto cultural en un ministerio y lo ha dotado con un vigoroso presupuesto.

El fin es atraer turistas. Y en gestión del patrimonio y turismo, España es una superpotencia, como ha destacado el embajador en Irán, Eduardo López Busquets, quien ha subrayado el papel de las legaciones diplomáticas y los gobiernos de ambos países para que esta exposición se llegara a realizar. “Alicante y su provincia son una zona de especial conocimiento de la gestión turística”, ha indicado, “con una sociedad y un modo de producción abiertos al exterior”. Un ejemplo perfecto para activar la maquinaria de la “diplomacia cultural” a todo trapo, tal como pretende el viceministro de Cultura iraní, Mohammad Tabaldian. “Los museos reflejan los pensamientos, creencias y sentimientos de los pueblos, conceptualizan su identidad y promueven la paz y la amistad entre naciones”, ha sentenciado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >