Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Antonio Samaranch: “Solo podrá evolucionar un proyecto olímpico, Barcelona en 2030 o Madrid en 2032”

El vicepresidente del COI analiza las opciones de la capital catalana para organizar los Juegos de Invierno y explica por qué "los referéndums son peligrosos"

Juan Antonio Samaranch interviene en un acto de apoyo a la candidatura olímpica Pirineus- Barcelona 2030 Ampliar foto
Juan Antonio Samaranch interviene en un acto de apoyo a la candidatura olímpica Pirineus- Barcelona 2030

Juan Antonio Samaranch Jr. (Barcelona, 59 años) tiene la misma ilusión que tenía su padre: llevar unos Juegos Olímpicos a la capital catalana. El vicepresidente del COI atiende a EL PAÍS después de participar en un acto de apoyo a la candidatura Pirineus-Barcelona para los Juegos de Invierno de 2030 y reivindica la “flexibilidad” del comité para encontrar una fecha adecuada de los Juegos. Además, admite que entre el proyecto de Barcelona y una hipotética candidatura madrileña para 2032 “solo podrá evolucionar una” y que realizar una consulta sobre los Juegos “es peligroso”.

Pregunta. ¿Si Barcelona presenta una candidatura olímpica antes de 2020 tiene más opciones de ganar?

Respuesta. El COI está abierto a recibir propuestas. Si se comparte la misma visión que una candidatura, no tenemos que esperar ningún plazo [para elegir sede]. Hay otros países y territorios interesados. Cuando se inicie un diálogo con el COI, se verá cuál es el mejor momento para organizar unos Juegos en el Pirineo.

P. ¿Puede ser más allá de 2030?

R. En el COI tenemos una palabra que es flexibilidad. Para 2024 teníamos dos grandes candidatas [París y Los Ángeles] y no quisimos perder a ninguna, por lo que se repartieron los Juegos de 2024 y 2028. No sé si Pirineus-Barcelona será en 2030, pero debe estar en el radar del COI y empezar cuanto antes.

P. ¿Un proyecto olímpico de Madrid para los Juegos de 2032 interferiría en el de Barcelona?

R. De momento no interfieren, pero veremos el cuerpo que toma cada uno. Solamente podrá evolucionar uno. De momento el proyecto de Barcelona está muy avanzado y lleva muchos años de relación con el COI.

P. ¿El COI prefiere unos Juegos de verano en Madrid o unos de invierno en Barcelona?

R. El comité no se posicionará en decisiones de país. Pero está claro que el COI tiene un gran recuerdo de los Juegos del 92 y considera al COE como un gran aliado en defensa del olimpismo mundial. Cualquier idea que provenga de España se escuchará con mucho interés.

P. Usted pide unidad política.Pero el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y el COE están de acuerdo en aspirar a los JJ OO de 2030. ¿Quién falta?

R. El olimpismo no es político, pero tampoco somos burros. Vivimos en un mundo político y estamos sujetos a ello. Existe claramente una situación sobre Cataluña que afecta a cualquier proyecto que se presente al mundo, sobre todo en uno basado en Barcelona. No digo que todo el mundo se ponga de acuerdo en todo, pero hay que poner este proyecto por encima de las diferencias si se quiere tener éxito.

P. ¿La cuestión catalana incomoda al COI?

R. Para nada. Si no queremos que la política interfiera en la gestión del deporte, tampoco el deporte debe interferir en los conflictos políticos, en España y en el mundo.

P. ¿Falta convencer a la sociedad para los Juegos?

R. Hay pocas posibilidades de ver un apoyo de la sociedad civil como este. El RACC tiene 800.000 socios; el Barça, muchísimos... no son entidades que están en una burbuja de cristal, sino que tienen base. La base social para este proyecto, existe, no tengo ninguna duda.

P. ¿Le asusta una consulta sobre los Juegos a la ciudadanía?

R. No. Las consultas permiten defender unos argumentos, pero son peligrosas. Al final se vota de todo menos lo que se cuestiona. Se tiende a votar en contra o a favor del Ayuntamient... Los referéndums son peligrosos.

P. ¿El nuevo modelo olímpico del COI es más sostenible y se admite que el gigantismo de los Juegos era excesivo?

R. Hay que explicar muchas cosas. Se dice que los Juegos de Sochi costaron 50.000 millones, y no es verdad: costaron 1.800 millones y ganaron 200. Rusia invirtió 50.000 millones en carreteras, trenes, hoteles... en una zona turística y convirtió Sochi en el centro más importante de nieve y vacaciones del área. Tiene una ocupación del 98%. Fue su inversión, como en su día Barcelona hizo con las rondas en la ciudad en 1992.

P. ¿La actual oferta hotelera de los Pirineos es suficiente para albergar los Juegos?

R. Necesitamos un número de hoteles, infraestructura, desnivel y pistas que el Pirineo ya tiene. No hay ningún problema. Pero si la ciudadanía debe mejorar estas instalaciones para su futuro, amén; pero no será por el COI.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información