Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vueling amenaza con acciones legales contra Iberia por los paros en El Prat

La compañía, que forma parte del mismo grupo que Iberia, IAG, estudia desarrollar su propio servicio de tierra

vueling
Pasajeros en el aeropuerto de El Prat.

Vueling ha dicho basta. Después de un verano marcado por las huelgas del personal de tierra de Iberia, la compañía ha anunciado este miércoles que emprenderá acciones legales y que pedirá compensaciones a su proveedor del servicio de tierra para Vueling. La compañía de bajo coste, líder en el aeropuerto de El Prat, forma parte de IAG, el mismo grupo en el que está Iberia. Sin embargo, Vueling ha anunciado que está estudiando desarrollar su propio servicio de tierra y precindir del de Iberia, ante las protestas laborales que en verano han sumado seis jornadas y que volverán este fin de semana, coincidiendo con las fiestas de la Mercè.

En un comunicado, el director de operaciones de Vueling, Oliver Iffert, ha afirmado que las huelgas convocadas este verano y otoño por el personal de tierra "buscan utilizar como rehenes" a los clientes. La compañía lo ha calificado de "inaceptable", y ha afirmado que pedirán "compensaciones" a Iberia por los paros de su servicio de tierra, que ha obligado a cancelar cientos de vuelos en las diferentes jornadas de huelga.

El conflicto laboral sigue enquistado tras las huelgas llevadas a cabo en julio y en agosto. Lejos de un acuerdo, los trabajadores han vuelto a convocar nuevos paros, previstos en El Prat para los días 21, 22, 23 y 24 de septiembre, coincidiendo con el puente por las fiestas de la Mercè. Para el primer día, la aerolínea ya ha cancelado 46 vuelos.

El comité de huelga reclama la conversión a fijos de alrededor de 400 contratos temporales y también pide nuevas contrataciones para hacer frente a las crecientes cargas de trabajo en un aeropuerto que crece en pasajeros cada año. A la protesta en Barcelona se ha sumado también Madrid, Bilbao y Málaga.

"Este tipo de movilizaciones no sólo afectan la actividad diaria de nuestros más de cuatro mil trabajadores -quienes están demostrando una gran capacidad de gestión y profesionalidad durante estas duras jornadas- sino que, además, limitan nuestro esfuerzo para ofrecer a nuestros clientes un servicio a la altura de sus expectativas y de nuestros estándares", añade el directivo de Vueling.

En este sentido, y con el objetivo de "disponer de un mayor control en todas las competencias", Iffert ha afirmado que ya ha empezado a "estudiar diferentes alternativas para evitar en lo posible situaciones de estas características en el futuro".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >